GUERRA EN LOS BALCANES

Alemania, Rusia y la ONU exigen a Croacia que detenga su ofensiva

Agencias
Bonn / París - 27 ene 1993 - 23:00 UTC

El Gobierno alemán advirtió ayer a Croacia que si no detiene inmediatamente su ofensiva en la región de Krajina, enclave serbio que estaba bajo control de la ONU, debe afrontar la misma condena internacional de Serbia. El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Klaus Kinkel, manifestó ayer que Croacia había puesto en peligro la conferencia de paz de Ginebra precisamente cuando los progresos parecían posibles. "En ningún caso hay justificación para el uso de la fuerza militar", añadió Klaus Kinkei.Rusia envió ayer a Zagreb, la capital de Croacia, a un viceministro de Asuntos Exteriores, Vitali Churkin, para exigir a los croatas que detengan su ofensiva y vuelvan a las posiciones anteriores al comienzo de los combates, el pasado viernes. El viceministro manifestó en Zagreb que si los enfrentamientos continúan en Krajina, puede estallar la guerra en toda la antigua Yugoslavia.

Más información

,El secretario general de la ONU, Butros Gali, lamentó ayer que las Fuerzas Armadas croatas prosigan su ofensiva en Krajina y pidió el cese de las hostilidades, según la resolución 802 aprobada el martes por el Consejo de Seguridad.

Tropas británicas y francesas

Paralelamente, los gobiernos del Reino Unido y de Francia han enviado contingentes navales al Adriático para proteger a sus cascos azules. El Ministerio de Defensa británico señaló ayer que sus buques se encontraban ya en aguas del Adriático. La expedición militar británica está integrada por el portaaviones Ark Royal, dos fragatas y tres navíos de apoyo y tiene prevista su llegada al puerto croata de Split el próximo viernes.

Por su parte, Francia puso en alerta ayer en la isla de Córcega a ocho cazabombarderos y cuatro aviones de defensa como medida para proteger a los cascos azules franceses.

El general Phillippe Morinon, comandante de las fuerzas de Unprofor en Bosnia, se vio envuelto el martes en una emboscada en una zona a 70 kilómetros de Sarajevo.

Un portavoz del Ministerio de Defensa galo anunció que 20 cascos azules franceses se encontraban atrapados en medio de los combates entre serbios y croatas en la región de Krajina. Francia ya había decidido el pasado martes enviar un grupo aeronaval compuesto por ocho barcos y con el portaaviones Clemenceau al frente.

Expertos militares han señalado que la inminente llegada al Adriático de las dos expediciones navales puede indicar que tanto Francia como Gran Bretaña preparan la evacuación de sus cascos azules.

Por otro lado, los soldados españoles de la Unprofor, en su mayoría legionarios, continúan con sus misiones de escolta de convoyes de ayuda humanitaria y el Gobierno no tiene previsto, por el momento, enviar buques al Adriático.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de enero de 1993.

Lo más visto en...

Top 50