El ciclo sobre 'Los mitos hispánicos' concluye con el temor por su continuidad

La sesión de clausura del ciclo de seis conferencias titulado Mitos hispánicos universales, organizado por el Consorcio de Madrid Capital Europea de la Cultura, se desvió del tema central para plantear una pregunta a sus par ticipantes: ¿un futuro sin mitos? En la mesa de debate estaban Juan Luis Cebrián (periodista y escritor), Cristóbal Halffter (director de orquesta y compositor), José M. Sánchez Ron (físico teórico) e Ignacio Sotelo (filósofo y politólogo).Cebrián abrió la sesión con un breve análisis de los mitos de nuestro tiempo que, "están más asociados a la imagen que a la li teratura", según afirmó. "La vivencia del mito hoy no está en la imaginación sino en la representación concreta que nos dan de ellos los medios de comunicación, en especial la televisión. Y esto comporta grandes cambios sobre el sistema de transmisión del conocimiento".

El músico Cristóbal Halffte dijo que los mitos de hoy son prefabricados e impuestos, entre otros, por la industria del espec táculo. "El mito es también un sistema de dominación. El ser humano se puede someter, los puede rechazar o luchar contra aquellos que se nos quieran imponer. Pero yo prefiero pensar que, ante esto, cada uno debe fabricar sus propios mitos, modelos y héroes".

José María Sánchez Ron adoptó el punto de vista de la ciencia frente a la mitología. "Una de las funciones de los mitos es la dimensión liberalizadora que tiene ante las preguntas sobre lo desconocido y ha sido fuente de tranquilidad y consuelo. La persistencia de los mitos en el futuro dependerá de cómo se desarrolle éste, y no soy muy optimista. « Pero no creo que la ciencia sea la causa del fracaso de la formación de mitos en el futuro, sino la tecnología. La ciencia ha creado sus propios mitos y se puede uno llegar a preguntar si la ciencia en sí no es también un mito".

Ignacio Sotelo centró su intervención en su esperanza de que el mito no muera en el futuro. "La razón critica los mitos solo para crear después otros nuevos en su lugar. No hay pensamiento de envergadura que no se convierta en mito", dijo. Y señaló que en nuestro tiempo el más peligroso de los mitos sociales es el de la economía de mercado. "El mito del mercado libre está basado en la busca del bien individual lo que según los economistas, redundaría en el bien común. Pero este bien común no es tal, sino solamente el de los, poderosos. El bien de los fuertes a costa de los débiles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de diciembre de 1992.