Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González, a favor de legalizar la hoja de coca

Felipe González, presidente del Gobierno español, alentó ayer a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a "evaluar las propiedades nutritivas y medicinales de la hoja de coca", de la que se extrae la cocaína, cuyo consumo está prohibido por las convenciones de Ginebra de 1961 y de Viena de 1972. González fue ovacionado al hacer este pronunciamiento en el primer día de su visita a Bolivia, segundo productor mundial de coca después de Perú.

"El presidente del Gobierno de España", reza la declaración conjunta de González y Jaime Paz, "expresó su complacencia con la decisión del Mandatario boliviano de pedir a la OMS la evaluación de las propiedades nutritivas y medicinales de la hoja de coca, que podrían abrir nuevas perspectivas económicas al Desarrollo Alternativo".Tras reconocer que temía, que tal postura da pie a "lecturas torcidas", González insistió en que en la declaración se da "una buena orientación para analizar las propiedades positivas o curativas de ese producto". Pero González descartó que España vaya a hacer un gesto unilateral para eliminar la prohibición. Tal decisión se tomará "cuando se levanten las dificultades" que impone la Convención de Ginebra". González predicó con el ejemplo y aseguró: "En el avión me dieron una infusión [de hoja de coca], tomé otra en el aeropuerto y esta mañana he vuelto a probar". El mes pasado la reina Sofia consumió públicamente en Bolivia un mate de coca.

Paz recalcó que "España es el primer país que apoya a Bolivia" en su intento para que "se aclare la diferencia entre los derivados sanos y los derivados insanos" de la hoja de coca. Y recordó: "La Convención de Viena permite masticar y consumir infusiones sólo en Bolivia y algo que es bueno para los bolivianos no puede ser malo para el resto del planeta".

El Gobierno boliviano cree que legalizar la hoja de coca sería un duro golpe al narcotráfico, al que la declaración de ayer llama "lacra contra la humanidad". Algunas multinacionales estiman que las infusiones, dentífricos, chicles y medicinas de hoja de coca conquistarían el 6% del mercado mundial.

Mientras, González, al ser preguntado sobre el teniente coronel Rafael Masa, enlace del Ministerio del Interior español en Bolivia y absuelto de la acusación de vinculación con los GAL, dijo: "El Gobierno no alterará el trabajo de un funcionario porque alguién le descalifique. Somos el poder ejecutivo, no el judicial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de junio de 1992

Más información

  • España no hará "un gesto unilateral" para levantar la prohibición