Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Queremos continuar sin demora el proceso de integración en la CE"

Finlandia está decidida a seguir el proceso de integración en la Comunidad Europea porque el país es mayoritariamente favorable a ello, asegura el presidente finlandés, el socialdemócrata Mauno Koivisto, de 69 años de edad, que ha permanecido en España dos días camino de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro. Koivisto lleva 11 años en el poder, desde que en 1982 sucedió al carismático Urho Kaleva Kekkonen, y mantiene intacta su popularidad porque nunca ha ocultado las verdades, por muy crudas que sean, a su pueblo.

Mauno Koivisto, Manu para sus -conciudadanos, fue el primer socialista en alcanzar la jefatura del Estado de Finlandia, y el noveno presidente desde la independencia del país de Rusia en. 1918. Koivisto, un hombre realista¡ quizás debido a sus orígenes humildes y al trabajo duro, alude en esta entrevista a la incorporación a la Comunidad Europea (CE), a la política exterior, a la polémica neutralidad y a sus relaciones con el gran vecino, la Rusia actual.Pregunta. ¿Cuál fue la reacción finlandesa al rechazo de Dinamarca a la Unión Europea? ¿Cree que va a afectar a la ampliación de la CE?

Respuesta. Nos causó sorpresa, como a todos.. No sabemos lo que va a ocurrir ahora ni la solución que la CE va a adoptar. En cualquier caso, el Gobierno finlandés quiere seguir con su política de ingreso en la Comunidad, y se va a preparar para las negociaciones que se avecinan. Queremos que continúe sin `demora el proceso de integración.

P. ¿Han pensado en convocar un referéndum?

R. Nuestra Constitución no requiere ningún referéndum, pero el Gobierno ha prometido celebrarlo. La consulta se haría cuando estén concluidas las negociaciones con la CE, y si los resultados de éstas son positivos.

P. ¿Podría enfrentarse el Gobierno a una reacción similar a la de los daneses?

R. No creo. Cuando negociamos el acuerdo comercial con la CE hace 20 años, hubo un movimiento anticomunitario muy activo, pero la oposición casi desapareció después de firmado. Antes de presentar en Bruselas la solicitud de ingreso el pasado mes de marzo, Finlandia mantuvo una amplia discusión tanto en la calle como a nivel político. El Parlamento votó mayoritariamente a favor [133 diputados a favor, 60 en contra y seis abstenciones]. Debo reconocer que los resultados del referéndum danés han dado cierto vigor a los sectores críticos, pero para mi es evidente que los finlandeses decidirán por una mayoría holgada la incorporación a la CE.

P.- ¿Cuáles son los principales problemas con que se enfrenta Finlandia en la negociación?

R. Hay áreas en donde puede haber dificultades. La agricultura es una de ellas. Finlandia es un país muy grande, en el que la agricultura representa una fuente muy importante de ingresos.

Las condiciones por las que atravesamos no son muy favorables, y creo que esto lo comprenden los países comunitarios. Tenemos otros problemas domésticos, como el comercio exterior, fuertemente subsidiado. No obstante, el ambiente negociador es positivo. Respecto a los problemas de seguridad, estamos diciendo simple y llanamente que vamos a aceptar todas las decisiones adoptadas hasta ahora y que participaremos en las decisiones que se tomen después. Estamos totalmente abiertos al intercambio de puntos de vista. No vamos a crear ningún problema especial.

P. La neutralidad de su país es incompatible -con las políticas exterior, de defensa y de seguridad comunes de la CE...

R. No necesariamente. Actualmente no veo nada en esos temas que no pueda ser discutido y llegar a un acuerdo.

P. Su país acaba de comprar 64 F-18 a- Estados Unidos por los que ha pagado 3.000 millones de dólares. Finlandia mantenía cierto equilibrio entre el armamento comprado a Occidente y el adquirido a la antigua Unión Soviética. ¿Han roto ese equilibrio?

R. Hasta hace pocos años teníamos un tercio de nuestro equipamiento militar procedente de la antigua URSS, otro tercio de Occidente, y el resto, de nuestro propio país. En las fuerzas aéreas casi todos los aviones procedían de Occidente (Reino Unido, Francia, Suecia), no del Este, pero también teníamos Mig soviéticos que queríamos reemplazar. Rusia ha sido descartada en la compra, porque hay entre los dos países un enorme déficit comercial, y comprar aviones rusos supone tener que pagarlos sin exportaciones. Hoy día no hay comercio bilateral con Rusia. Nuestras exportaciones a ese país son bajísimas. Este año van a representar sólo el 2% del total de nuestro comercio exterior [con la antigua Unión Soviética era de un 25%]. Las dificultades financieras con Moscú, pues, son enormes. En cuanto a los demás países que hicieron ofertas, lo que el Gobierno ha hecho ha sido comprar donde mejor convenía desde el punto de vista económico y el avión más apropiado para nuestras fuerzas aéreas.

P. ¿Y Washington no ha dado nada a cambio de la operación?

R. Quiero dejar claro que no pedimos ningún tipo de segundad ni garantías políticas... Ha sido una compra realizada con criterios económicos. Nada más

P. ¿No hay aproximación de fensiva a EE UU y a la OTAN? -

R. No.

P. ¿Acaso Finlandia teme ahora más por su seguridad? ¿No está Rusia concentrando en Carelia las antiguas tropas soviéticas retiradas de Europa?

R. Esto es algo que nos preocupa, y hemos pedido a Rusia que no traslade allí tropas. Hasta ahora no se ha producido ningún despliegue militar en la zona. Nos lo ha asegurado M.oscú. Hay todavía varios cientos de miles de soldados en Alemania y en los países bálticos, y hay serios problemas para realojar a esas tropas. Muchos oficiales rusos y sus familias están muy preocupados porque no tienen adónde ir. No tienen techo para cobijarse.

P. ¿No reside ahí precisamente el peligro?

R. Rusia nos ha dicho que esas tropas no serán desplegadas cerca de nuestras fronteras.

P. El presidente ruso, Borís Yeltsin, parece mostrar cierta frialdad respecto a Finlandia...

R. No estamos satisfechos del aspecto económico en las relaciones entre los dos países, pero no hay tensión política. Hay en preparación una visita de Estado del presidente Yeltsin a nuestro país. Además, tendremos también la oportunidad de cambiar impresiones en la cumbre de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE), que se celebrará en Helsinki a primeros de julio.

P. ¿Puede decirse que la finandización ha terminado?

R. Si con ese término se quiere asegurar que hemos perdido fuerza en nuestra postura política, eso es falso. Nuestra posición nunca se ha debilitado a través de nuestra política de amistad con los países vecinos, y en particular con la antigua URSS.

P. ¿Ha renunciado Finlandia al territorio de Carelia, bajo soberania de Rusia?

R. Tenemos un país territorialmente muy grande, a pesar de haber perdido alguna parte del mismo. La realidad es que no padecemos problemas de crecimiento de población. Nuestro país no está superpoblado, y no sólo eso, sino que tenemos dificultades en poblar todo el territorio. Con esto quiero decir que Finlandia no necesita más territorio extra. Además, los finlandeses que vivían en Cárelia abandonaron la región y se reinstalaron en otras partes de nuestro país. ¿Para qué queremos Carelia?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de junio de 1992

Más información

  • Mauno Koivisto Presidente de Finlandia
  • "Celebraremos un referéndum sobre el ingreso. en la Comunidad al final de las negociaciones,""El 'no' danés refuerza a los críticos, pero los Mandeses estamos a favor de la CE",' Se pueden alcanzar acuerdos en las políticas exterior y de defensa".