Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fundación del sida que preside Liz Taylor, premio Príncipe de Asturias a la Concordia

La fundación americana para la investigación del sida AmFAR fue galardonada ayer por unanimidad con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1992 en reconocimiento a su "contribución a la lucha contra este mal en los países en vías de desarrollo" y "especialmente a la filosofía de su actuación, presidida por un criterio de tratamiento universal de la tragedia humana", "combatiendo reacciones masivas de miedo, rechazo y marginación". Quedaron finalistas el Instituto Pasteur, de París, el Club de Roma y la organización Manos Unidas.

La fundación americana para la investigación del sida está presidida por la actriz Elizabeth Taylor, y su candidatura había sido propuesta por la diseñadora Paloma Picasso y por el director del programa del sida de la Organización Mundial de la Salud (OMS), M. H. Merson. La propuesta fue apoyada por el director del Centro de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, Anthony S. Fauci, y por numerosas personalidades de la vida cultural española.Junto con AmFAR resultaron finalistas, de entre las más de 50 candidaturas recibidas, procedentes de 28 países de Europa, Asia, América y África, el Instituto Pasteur, de París, descubridor del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH), así como el Club de Roma y la organización Manos Unidas.

Los Premios Príncipe de Asturias están dotados con cinco millones de pesetas y la reproducción de una escultura de Joan Miró. El presidente de la Fundación Principado de Asturias, el empresario Plácido Arango, que formó parte del jurado, declaró a este diario que el fallo fue el resultado de un intenso debate de cuatro horas. "Es un gran premio, pero no fue fácil llegar al acuerdo unánime. La candidatura del Instituto Pasteur se mantuvo hasta el último momento. Finalmente, el jurado optó por concedérselo a AmFAR en reconocimiento a su condición de voluntariado de la sociedad civil con gran capacidad para movilizar recursos hacia las regiones más afectadas y con mayor riesgo de sida".

El presidente del Gobierno asturiano, el socialista Juan Luis Rodríguez-Vigil, ex consejero de Sanidad del Principado de Asturias, fue uno de los principales valedores de esta candidatura: "AmFAR es una agrupación independiente, que no tiene nada de oficial, y que se movilizó contra la intolerancia como primer objetivo, a partir de ahí, emprendió u gran captación de recursos que destina a la prevención del sida y a la investigación aplicada. Es una conducta a imitar y un ejemplo de lo que ha de ser un premio de la concordia".

Tolerancia

La fundación americana para la investigación del sida se constituyó en 1985, un año después de que se identificara el virus del sida. AmFAR lucha no sólo contra la enfermedad, sino, sobre todo, contra el temor que causa en la población. Según subraya el acta del jurado, no solamente combate "los perniciosos efectos" de esta enfermedad "sobre la vida y la salud, sino también los que provoca sobre la cohesión y la tolerancia sociales, al generar reacciones masivas de miedo, rechazo y marginación".Aunque su sede está en Estados Unidos, se trata de una organización con marcado carácter internacional. Mueve miles de millones de pesetas en ayudas y proyectos, divulga información científica en colaboración con la OMS, desarrolla proyectos biomédicos de investigación, colabora con Gobiernos y organizaciones locales de países pobres para la creación de asociaciones y fundaciones asistenciales y de investigación. Dispone de un equipo directivo formado por profesionales y más de un centenar de especialistas que trabajan voluntariamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1992

Más información

  • La entidad norteamericana recauda fondos para la investigación del síndrome