Industria sancionará al laboratorio de Madrid que no comunicó' una fuga radiactiva en sus instalaciones

, El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) propondrá al Ministerio de Industria la apertura de un expediente sancionador contra el laboratorio Medgenix España, situado en Tres Cantos (Madrid), por no haber comunicado inmediatamente la existencia de una fuga radiactiva en sus instalaciones. La fuga se produjo hacia las once de la mañana del pasado jueves y la empresa no lo comunicó al CSN, que tuvo conocimiento del accidente al día siguiente alertado por otra empresa situada en el mismo edificio. La radiactividad afectó a 15 trabajadores de la empresa, quienes fueron sometidos a exámenes radiológicos.

Más información
Una ampolla de molibdeno para hospitales

Fuentes del CSN informaron que con toda probabilidad se inpondrán a la empresa, filial de una multinacional con implantación en Europa, una sanciones elevadas. El expediente por supuesta negligencia será abierto por el Ministerio de Industria, al que corresponde estipular la gravedad de la sanción. Al margen de este expediente, el Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes prevé unas multas máximas de 100 millones de pesetas y la retirada de la autorización para manejar sustancias radiactivas.Dos técnicos del CSN realizaron ayer mediciones de radiación en el laboratorio. Tras efectuarlas, tanto en el interior de una de las naves afectadas como en los jardines circundantes, ordenaron a la Guardia Civil que acordonase un perímetro de 10 metros alrededor de las edificaciones. A una de ellas, precisamente donde se produjo el accidente, no llegaron a entrar. El laboratorio continuará sellado durante un mes, según estos técnicos.

El Ayuntamiento de Tres Cantos acordó ayer abrir una investigación sobre la situación legal del laboratorio Medgenix España, que funciona en ese municipio desde 1988, aunque en el registro de empresas del Ayuntamiento figura con el nombre de Isoder. Asimismo, el pleno acordó investigar si el laboratorio realiza la actividad para la que en su día solicitó permiso. El director de la empresa, Pedro Ortiz, ha minimizado el incidente y ha remitido para cualquier otro dato a los informes del CSN.

La alarma cundió el viernes en Tres Cantos al conocer sus ciudadanos el escape radiactivo producido en la empresa Medgenix España. El alcalde en funciones, José Luis Rodríguez Eyre, difundió ayer un bando para tranquilizar a la población, informa Javier Barrio.

"Alarma innecesaria"

Rodríguez Eyre, que es concejal de Medio Ambiente, restó importancia a la fuga radiactiva, asegurando que fue "de pequeña magnitud", y que en ningún momento hubo peligro para la población. El alcalde afirmó que los medios de comunicación habían provocado una "alarma innecesaria", lo que originó una lluvia de llamadas telefónicas procedentes de puntos tan diversos como Barcelona, Valencia o Guadalajara, además de las efectuadas por los propios vecinos.Medgenix España, SA, se encuentra instalada en unas naves alquiladas a la empresa Pharma Mar, cuyos responsables fueron los que detectaron y denunciaron los hechos al CSN. En la mañana de ayer, varios empleados de Pharma Mar señalaron que los afectados por el escape radiactivo eran compañeros suyos.

Pasado el susto inicial, la población de Tres Cantos se mostraba ayer cauta, pero sin temor, ante la noticia del escape radiactivo. Las personas consultadas cerca del lugar donde se encuentra la empresa en que se produjo la fuga aseguraron haber conocido la noticia por los medios de comunicación, y añadieron unánimemente que se encontraban "tranquilos y sin ningún temor", alegando que las informaciones aparecidas "eran alentadoras".

El equipo de gobierno de Tres Cantos difundió en la mañana de ayer, a través de un vehículo con megafonía, así como con la impresión de un bando, la información facilitada por la Delegación del Gobierno en Madrid para tranquilizar a la población. El alcalde en funciones aseguraba también que no le parecía raro que el CSN no les hubiera informado, ya que, a su juicio, "habían considerado que era un incidente sin consecuencias".

Rodríguez Eyre, no obstante, anunció la apertura de un expediente para conocer el motivo por el cual la empresa Isoder no comunicó su cambio de nombre por Medgenix España, SA, en el Ayuntamiento. Rodríguez Eyre, cuya profesión es especialista en medicina nuclear, comentó igualmente que, de ser cierto que los trabajadores han recibido una cantidad de radiactividad superior a la que está permitida a lo largo de un año, la única consecuencia que podrán sufrir éstos es que no acudan a su trabajo hasta que cumplan el plazo estipulado por el CSN.

Avalancha de llamadas

La alarma inicial de la población de Tres Cantos, municipio habitado por 24.000 personas, saturó durante toda la noche las centralitas del Ayuntamiento, PolicíaLocal y Guardia Civil, así como

los domicilios particulares de los gobernantes municipales. Las numerosas llamadas se interesaban principalmente por la necesidad de evacuar el municipio, así como por la existencia de alguna medida preventiva que debieran tomar ante el escape radiactivo.

Pedro Ortiz, director de la empresa Medgenix España, SA, nacido hace 52 años en Uruguay y nacionalizado en España desde hace 22 años, tras ser localizado por, teléfono por este periódico declinó proporcionar datos precisos sobre el escape radiactivo ocurrido en el laboratorio de Tres Cantos, remitiéndose en todo momento a los informes que tiene la que él calificó autoridad competente, es decir, el CSN. "La situación ciertamente no es trivial", dijo, "pero tampoco dramática. Es verdad que se ha producido contaminación -en este tipo de trabajo siempre se puede producir un derrame-, pero en un país avanzado como los de Europa esto es un incidente normal".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS