NUEVA MATANZA TERRORISTA

Víctimas de la barbarie

El amonal etarra mató a cinco personas cuando estaban a punto de llegar a su trabajo en la Capitanía General de Madrid e hirió a otras siete, una de ellas muy grave. La relación de víctimas mortales es la siguiente:Emilio Tejedor Fuentes, capitán de Infantería, de 50 años. Estaba casado y tenía un hijo. Murió en el acto.

Juan Antonio Núñez Sánchez, capitán de Caballería, de 54 años. Estaba casado, y tenía un hijo y una hija. Era secretario del jefe de Estado Mayor. Ingresó cadáver en la clínica de la Concepción.

Ramón Carlos Navia Refojo, capitán de Artillería, de 46 años. Casado y con dos hijas. Ingresó cadáver en el hospital Clínico.

Francisco Carrillo García, soldado conductor, soltero, de 22 años. Murió en el acto.

Más información

Antonio Ricote Castillo, funcionario civil. Casado y con dos hijos, era telegrafista de Capitanía. Falleció en el acto.

Los siete heridos, civiles que caminaban por la zona, fueron trasladados al Clínico. Aurelio Matía Martínez, de 66 años, dueño de varias tiendas de confección en el barrio, que actualmente estaba jubilado. Domiciliado en la calle de Segovia, todas las mañanas paseaba a su perro por la plaza de la Cruz Verde. Sufrió politraumatismo y heridas de metralla. Intervenido quirúrgicamente, se le extirpó parte del pulmón derecho y su estado es muy grave. También debió ser operado Antonio Crispín González, profesor del colegio Cuba, de la calle de Tembleque, que sufrió heridas cuando iba al Ayuntamiento para unos trámites. La metralla le seccionó el tendón de Aquiles del pie izquierdo.

Los otros cinco heridos fueron dados de alta a lo largo de la mañana. Son: el matrimonio formado por Jesús Martín Sierra y María Loreto Barra Galán, con heridas en los ojos; Pascual Andrés Cofrades Rivero, con lesiones en una ceja; Juan Rodríguez López, que padeció cortes por cristales, e Isabel Herráinz Martín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de febrero de 1992.

Lo más visto en...

Top 50