Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toda la oposición rechaza los presupuestos

El debate presupuestario comenzó ayer en el Parlamento con el tajante rechazo de todos los grupos de la oposición que, por unas u otras razones, pide la devolución del texto al Ejecutivo para su total enmienda. Izquierda Unida los califica de "insuficientes socialmente y globalmente restrictivos". IU considera además que "la disminución global de las inversiones reales y la desaceleración en la creación de infraestructuras" son motivos suficientes para devolver los presupuestos al Gobierno.

El Grupo Parlamentario Catalán pide la devolución porque "no constituyen una respuesta suficiente a las exigencias que plantea el mercado único europeo". Además, "tampoco son una garantía para la necesaria reducción de la inflación, el aumento del ahorro y la inversión".

El Partido Nacionalista Vasco critica que "se dote de escasos recursos a áreas básicas para mejorar nuestra competitividad, como son las infraestructuras, la investigación y la política industrial". El CDS, mientras, considera que Ias tasas de crecimiento de la produción y del empleo son innecesariamente bajas".

Los motivos del PP para pedir la devolución de los presupuestos fueron expuestos por José María Aznar, que abrió el turno de intervención de la oposición. El PP incide en "la falta de rumbo" de la política económica y "el olvido de la competitividad".

Este primer debate en pleno concluirá hoy. Si, como es probable, el PSOE rechaza las peticiones de devolución de los partidos de la oposición, el proyecto pasará al debate, enmienda por enmienda, en la Comisión de Presupuestos. Tras este trámite, y con todas las enmiendas parciales que acepte el PSOE, el proyecto de presupuestos pasará al Senado. El texto, con las modificaciones de Congreso y Senado, quedará aprobado antes de fin de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de octubre de 1991