Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi un centenar de empresas, afectadas por el 'virus de la renta', que vuelve los textos del revés

Casi un centenar de empresas de Madrid, Barcelona y Valencia han tenido o tienen actualmente sus sistemas informáticos contaminados por un virus llamado flip omicron. Este virus coloca boca abajo, los días 2 de cada mes y entre las diez y las doce de la mañana, los textos que se encuentren durante ese periodo en las pantallas de los ordenadores. El flip apareció en España por primera vez el pasado 2 de febrero, y su última actuación confirmada tuvo lugar el pasado lunes en la oficina central de Cajamadrid y en la multinacional italiana Assicurazioni Generali, entre otras empresas.

Un responsable informático de Cajamadrid comentó ayer que "la oficina central se vio afectada por el virus de la renta el pasado lunes entre 10 y 12 de la mañana". Tomás Bandín, de los servicios informáticos de la multinacional del seguro italiana Assicurazioni Generali, afirma que su empresa también fue perjudicada por el virus ese día, igual que la empresa Ramón Borja SA, en Torrejón de Ardoz. Las dos primeras manifiestan que ya han solucionado el problema.Según Mark Hack, director de la compañía asesora Tema Informática, "durante estos primeros meses del año, llevamos localizadas más de 40 empresas importantes con este problema. Los efectos no son demasiado graves en principio, pero pueden afectar a algunos ficheros". Hack calcula que son más de cien las empresas afectadas.

Virus asiático

El virus procede de Taiwan, aunque en España se ha introducido, según los expertos, con copias ilegales de programas originarios de Alemania. Omicron tuvo una extraordinaria propagación durante el último periodo de la declaración de la renta, por lo que se le bautizó también como virus de la renta, y ataca especialmente a monitores tipo VGA y EGA, provocando lo que los técnicos denominan "inversión reflejada de caracteres", es decir, las letras quedan situadas a la inversa.

Rafael Perea, experto en virus informáticos de la empresa Anyware, afirma que aunque el flip ataca los días 2 de cada mes y de 10.00 a 12.00 es posible que en algunos ordenadores ataque otros días y a diferentes horas, si el reloj del sistema (un reloj interior que llevan los equipos informáticos) estuviera mal sincronizado.

Este virus tiene dos versiones, llamadas A y B. Según los especialistas, sólo la primera puede producir graves cambios en los sistemas operativos. Por el momento, la versión que se ha introducido en España es la B, la menos peligrosa.

Hace meses que existe un antivirus que elimina estas alteraciones y evita sus problemas. De todas formas, como reconoce el responsable del departamento informático de Cajamadrid "el pasado lunes todos los videoterminales de la oficina central giraron las letras 180 grados. Tuvimos que voltear las pantallas hasta que los efectos del virus remitieron. Ignoramos cómo se introdujo el flip".

El director informático de Assicurazioni Generali afirma que "el virus sólo afecta a los ordenadores PC. Puede introducirse a través del módem o de diskettes piratas. El pasado lunes también atacó a nuestras computadoras, pero en pocas horas lo eliminamos".

Frente al espejo

Cualquier virus tiene dos fases: una latente, donde se aprecian los síntomas externos, y otra de ataque, que produce la pérdida de toda la información almacenada en el disco duro. Perea dice que cuando el virus de la renta se manifiesta es imposible seguir trabajando en ese momento, a menos que la pantalla se ponga frente a un espejo. "Son muchos los empresarios que nos han pedido ayuda contra el flip estos días", añade Perea, para quien otro síntoma externo es que el virus hace crecer los ficheros en 2.153 bytes respecto a su tamaño original.

El pasado lunes, las letras se volvieron del revés en un PC de la empresa Ramón Borja, de Torrejón de Ardoz, al tiempo que pasaban dos cazas a baja altura. Técnicos de la firma Olivetti, la marca del PC, explicaron que las vibraciones producidas por los aviones pudieron alterar las tarjetas gráficas de la computadora. Sin embargo, se trataba del virus.

"No tiene sentido pensar que la vuelta del revés de los textos se deba a interferencias producidas por el paso de aviones caza", añade Perea.

Rafael Fernández Calvo, de la Asociación de Técnicos de Informática, afirma que no conoce "ningún caso en el que los decibelios hayan trastornado un ordenador. Sólo pueden hacerlo las interferencias electromagnéticas que ocasionarían la pérdida de información en cualquier unidad de disco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 1991

Más información

  • INFORMÁTICA