Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España presenta la Barcelona olímpica en la Bienal de Arquitectura de Venecia

Los mejores proyectos de 43 países se exhiben en el certamen

La Bienal de Venecia, que cumplirá 100 años en 1995, ha decidido que la sección de arquitectura se puede igualar a la de las artes y por primera vez utiliza los pabellones nacionales para la V Muestra Internacional de Arquitectura que se inaugura mañana. Los grandes nombres llegan a Venecia para exponer la mejor arquitectura contemporánea en 43 países, junto a los proyectos de las nuevas generaciones de otras tantas escuelas. El pabellón de España sirve de presentación para la Barcelona de los Juegos Olímpicos de 1992.

Los arquitectos cinco estrellas, sólo comparables a los campeones de Fórmula 1, como James Stirling, Peter Eisenman, Aldo Rossi, Frank Gehry, Arata Isozaki, Rafael Moneo, Jean Nouvel y Mario Botta, están en persona o en sus proyectos en la quinta Mostra de arquitectura, que se presenta como la mayor concentración de ideas en torno a los años ochenta y comienzo de los noventa.En los jardines de la bienal están distribuidos una treintena de pabellones nacionales, convertidos en un museo al aire libre de la arquitectura realizada a lo largo del siglo. Varios de estos pabellones, como de Italia, van a ser reconstruidos, para lo que se ha realizado un concurso de proyectos y otros han desaparecido, como el dedicado al libro de Carlo Scarpa, que ha sido sustituido por otro realizado por James Stirling, su primera obra en Italia, que se inaugura hoy.

España

El pabellón de España contiene una exposición sobre Barcelona, la ciudad y el 92. El comisario, José Llagüerri, arquitecto de la escuela de Venecia, donde reside desde hace 20 años, una vez decidida la participación por la Dirección General de Relaciones Culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores, quiso presentar las realizaciones de Barcelona y Sevilla para 1992. "En España se da el fenómeno excepcional de representarse las escuelas europea y americana de urbanismo", declaró ayer José Llagüerri. "Sevilla se identifica con la escuela europea, que no toca el centro histórico y su experiencia como sede de una Exposición Universal era particularmente interesante para Venecia que tuvo que renunciar a ser candidata para la exposición del año 2000. Barcelona es la escuela americana, con intervenciones de grandes proporciones que modifican el tejido urbano".

Sevilla decidió no participar y el pabellón pertenece a los proyectos de la Barcelona olímpica. Según fuentes de la Expo 92 "no compensaba el esfuerzo económico con el resultado de la difusión de las obras". Según el comisario de la exposición de Barcelona, Josep Antón Acebillo, "era difícil rechazar la oferta porque Barcelona está muy ligada a la cultura italiana". La exposición inicia también una gira europea, ya que se presentará en Berlín, París y otras ciudades italianas. De la Barcelona de 1992 se exponen en planos, fotografías y maquetas las zonas urbanas y edificios del anillo, el puerto y la Ciudad Olímpica, junto a otros centros culturales y torres de comunicaciones.

Barcelona y Cataluña también están presentes en Venecia con la exposición sobre el modernismo catalán titulada De Gaudí a Picasso, recientemente inaugurada por el presidente Jordi Pujol en la Fundación Cini.

En el Arsenal, recuerdo de la industria textil y naval desde el siglo XII, se recogen los trabajos de 43 escuelas de arquitectura de todo el mundo, con amplia presencia de países del Este y de la URSS.

Las escuelas de Madrid y Barcelona han sido las invitadas a participar. La de Madrid coloca planos y maquetas de 13 proyectos fin de carrera, que marcan las tendencias frente a la propia escuela y a la arquitectura. Según Javier Frechilla, subdirector de la escuela, hay proyectos de mucha actualidad, en la línea del deconstructivismo, unido a la enseñanza de la cátedra de Fullaondo; otros que buscan la esencia vinculados al magisterio de Carvajal y Campo Baeza, y los que siguen la herencia de otros maestros como Oiza, Moneo y Navarro Baldeweg.

La escuela de Barcelona muestra una selección de dibujos realizados por estudiantes de segundo y sexto curso sobre edificios de la ciudad y otros personales. Según Pilar Cos, subdirectora de la escuela, "se quiere plantear la base más abstracta y conceptual, siguiendo el criterio de la observación crítica".

La Mostra presentará también proyectos de Aldo Rossi para la nueva entrada de la bienal, un monumento de Massimo Scolari instalado en el Arsenal y los concursos internacionales para el nuevo Palacio del Cine en el Lido y la reestructuración de la entrada a Venecia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 1991