Chile recuerda a Salvador Allende con el Museo de la Solidaridad

El nuevo centro reunirá 1.500 obras donadas por artistas de varios países

MANUEL DÉLANO, La primera muestra en Chile del Museo de la Solidaridad Salvador Allende, con 250 obras en pintura, grabado y escultura, será inaugurada hoy en Santiago, en el Palacio de Bellas Artes, el principal centro expositor. Estos trabajos son parte de una colección de unas 1.500 obras de arte contemporáneo, reunida a través de las donaciones de los artistas de muchos países, entre ellos españoles, que se solidarizaron con el Gobierno de Allende.

A la inauguración asistirán el presidente de Chile, Patricio Aylwin, el ministro de Cultura español, Jordi Solé Tura, el presidente de la Generalitat valenciana, Jordi Lerna, y otras autoridades. La ceremonia será encabezada por Hortensia Bussi, viuda de Allende y presidenta de la fundación creada en homenaje del fallecido ex mandatario chileno, y su hija, Isabel Allende, directora general de la misma fundación.La aportación española para la construcción del museo quedará suscrita en una declaración de intenciones que firmarán hoy Solé Tura, Lerma, el embajador de España en Chile, Pedro Bermejo, en representación del presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, Joaquín Leguina, los ministros de Educación y Vivienda de Chile, Ricardo Lagos y Alfredo Etchegaray, respectivamente, e Isabel Allende, En el documento, los firmantes españoles declaran su voluntad de apoyar técnica y económicamente el futuro museo.

Inicialmente se ha estimado una aportación española de 200 millones de pesetas, cuya mitad corresponderán al Ministerio de Cultura, el 25% por la Comunidad de Madrid y un porcentaje similar por la Generalitat valenciana, informó el diputado del Palamento valenciano Vicente Garcés, del PSOE, quien también se encuentra en Chile. Advirtió sin embargo Garcés que las conversaciones no están todavía concluidas.

Proyecto

Arquitectos municipales del Ayuntamiento de Barcelona definirán en un proyecto el contenido del museo, el valor de la obra y los plazos factibles. Además del apoyo directo al museo y de la donación de obras, España ha contribuido a la conservación de la colección durante el periodo del régimen militar chileno. La Generalitat valenciana prestó ayuda al traslado con Iberia, y colaboraron el Instituto de Cooperación Iberoamericana y el Quinto Centenario. Solé Tura y Lerma tienen previsto reunirse hoy con el presidente Aylwin. .

Fueron recuperadas obras que la dictadura de Pinochet escondió durante sus 17 años de gobierno, que se creían perdidas, como un cuadro de Joan Miró, que ilustra el cartel de la exposición. Estos trabajos serán expuestos junto con los aportados en otros países durante el régimen militar, casi desconocidos en Chile.

Ambas colecciones formarán el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, erigido en 8.000 metros de terreno que donó el Gobierno chileno. La construcción tendrá aportaciones de la Generalitat valenciana, la Comunidad Autónoma de Madrid y el Gobierno español. Un grupo de arquitectos de Barcelona hará el anteproyecto. La iniciativa, que aspira constituir el mayor centro cultural y de arte contemporáneo de America Latina, concitó apoyo de los Gobiernos sueco y francés y de la central sindical socialista de Italia.

La muestra será abierta al público el 4 de septiembre, una fecha simbólica: el aniversario del día que Chile elegía presidente, una tradición interrumpida por el golpe del 11 de septiembre de 1973. Para Isabel Allende, "esta exposición es el final de un exilio. Este museo fue itinerante por el mundo, y con los vientos democráticos, por fin, se puede instalar en Chile. Terminó su espíritu errante".

La primera parte de la colección comenzó a formarse en 1971, cuando un grupo de intelectuales y artistas discurrió donar obras en solidaridad con el Gobierno de Allende. La hija del ex presidente recuerda al crítico José María Moreno Galván y al poeta Rafael Alberti entre los promotores. Se reunieron unas 700 obras.

Durante el golpe de Estado, las obras estaban en el edificio que la Junta Militar usó después como sede. "Desde entonces no volvimos a saber de ellas", sostuvo Isabel Allende. "No había condiciones para reclamar las obras, ni siquiera teníamos un certificado de defunción de Salvador Allende", recordó.

Además, en el saqueo de la residencia presidencial fueron robadas todas las obras de arte de la familia. El inventarlo del pillaje es de 24 folios. "Hay 15 obras que no están, que no hemos podido encontrar. Otras sufrieron daños. Estaban guardadas en un sótano del Museo de Arte Contemporáneo, sin cuidados de temperatura ni humedad, en un lugar dañado por el terremoto de 1985. Fue doloroso verlas con tierra, sucias, pegadas unas con otras, pero por lo menos están", afirmó Isabel Allende. Serán expuestas sin restaurar. Hay una escultura de Alexander Calder medio abollada, hundida. "La vamos a mostrar tal cual, porque eso es lo que pasó".

Después del golpe militar, los artistas entregaron obras, para apoyar la lucha contra Pinochet. Se formaron colecciones en España (300 obras), Francia (200), Suecia (100), las primeras que llegaron a Chile; también en México, Polonia, Argelia, Cuba, Colombia, que todavía no están en el país.

Considera Isabel Allende casi una ironía que no haya ni una calle, plaza o parque en Chile en recuerdo del ex presidente, mientras que sí existen en muchos otros países. "Pero aquí habrá", aseguró. Cree que los chilenos recuperan poco a poco la memoria histórica de Allende, aunque todavía falta mucho.

El amigo español

Por cantidad y calidad, la aportación más significativa al Museo de la Solidaridad Salvador Allende, es hoy por hoy la española."La colección española está formada por 300 obras, que son la colección de arte contemporáneo español más importante fuera de ese país", sostiene Isabel Allende, hija del ex presidente chileno Salvador Allende y en este momento directora general de la fundación que lleva el nombre de su padre.

Los únicos dos cuadros de Joan Miró en Chile pertenecen ahora a esta colección. Miró donó una obra para la primera colección, y después, en 1980, otra obra, con la expresa condición de que sólo podría viajar a Chile cuando retornase la democracia al país.

Figuran también entre los artistas españoles que han colaborado con el museo nombres como Joan Ponç, Eduardo Chillida, José Caballero, Rafael Canogar, Martín Chirino, Antoni Tàpies y Juan Genovés.

Identificación

"Los ciudadanos y artistas españoles tenían una gran identificación con la lucha de Salvador Allende y de los chilenos", afirma Isabel Allende.

Las donaciones comenzaron en 1974, casi subrepticiamente al principio. "Todos los artistas querían estar presentes, incluso los que eran de derechas", recordó oportunamente Genovés al diario chileno La Época.

La solidaridad de los artistas españoles recibió apoyo oficial sólo después de las primeras elecciones tras la transición en España.

En 1977 se realizó la primera exposición en Barcelona, que podría considerarse casi un preludio de las exposiciones itinerantes. Valencia acogió después la colección, y en el salón del Ateneo Mercantil fue exhibida por última vez, antes de viajar a Chile, en el final de una aventura itinerante a través de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de septiembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50