Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Velocidad y 'perestroika'

Pasó lo que tenía que pasar. Que el salto de un régimen autoritario a otro democrático no es tarea fácil, eso lo sabemos bien los españoles. Que el peligro de un golpe de Estado es real, lo sabíamos. Pero... ¿lo sabían los denominados siete grandes?... Pues seguramente.Ahora es fácil decir: "Estarnos consternados". "¡Qué barbaridad!". Pues bien, la barbaridad es el haberlo podido evitar y no haberlo hecho.

En la última reunión de los grandes todo fueron palabras de apoyo para la perestroika, pero las ayudas económicas y técnicas, ¿ésas no cuentan? Claro, más vale esperar a que la s1tuación se normalice antes de arriesgarnos a contribuir en esa normalización.

En España la gente no se moría de hambre, y pudimos respirar el aire de la democracia. Por eso salimos adelante el famoso 23-F. Pero... ¿cómo convencer a un pueblo de que el hambre que pasa no es parte de la democracia naciente?, ¿cómo convencerle de una solidaridad internacional basada en la palabrería? Las respuestas: los siete magnificos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de septiembre de 1991