Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar...

Diez mil albaneses, sólo una muestra de lo que puede llegar a ocurrir, intentan estos días colarse en el paraíso occidental, Italia en este caso, que tan bien ha sabido venderse a través de la propaganda televisiva, que, no inocentemente, ha sido introducidaPasa a la página siguiente

Viene de la página anterior

en sus hogares con evidente intencionalidad política. Diez mil albaneses hambrientos que antes comían. Prueba de ello es que están ahí.

Es un mal procedimiento mostrar el caramelo para a continuación añadir: "No es para ti". No es justo, y también es muy peligroso para quienes mediante la propaganda consumista derriban otro modo de vida sin haber dejado de recambio más solución que la hambruna subsiguiente.

Los Estados Unidos de Norteamérica llevan varios decenios intentando esto mismo con el otro modo de vida de la isla de Cuba.

Unas preguntas sobre las que reflexionar. ¿Qué ocurriría si por fin consiguiesen derribar las actuales estructuras político-económicas que, mal que bien, hacen funcionar la isla caribeña? ¿No es seguro que algún que otro millón de cubanos, y no de los mejores, intentarían denodadamente acceder al paraíso USA? Sólo son 80 millas. ¿No sería preferible ayudarles o, mejor aún, no impedir su desarrollo? El bienestar económico siempre fue una buena medicina contra la radicalidad. Marielitos ya ha habido varios. Advertidos están.

Para terminar, me viene un refrán a la memoria: "Cuidado con lo que persigues, no sea que lo alcances", o algo parecido.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de agosto de 1991