Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramos Hidalgo puede dejar la autovía en favor de las constructoras vascas

La Diputación Foral de Guipúzcoa cree que el contrato Suscrito por la corporación anterior con la empresa Ramos Hidalgo para la construcción de la autovía San Sebastián-Pamplona es de "dudosa legalidad", por lo que baraja la hipótesis de rescindir el acuerdo, aunque desconoce a cuánto ascendería la indemnización. Según fuentes de este organismo, las empresas vascas, que renunciaron a la obra tras las amenazas de ETA, están dispuestas a encargarse de la segunda fase de la construcción de la autovía.

La Diputación, gobernada por el PNV con apoyo del PSOE, conocerá en los próximos días los informes jurídicos sobre el contrato realizado y suscrito por la corporación anterior.La "dudosa legalidad" del texto, que ya apuntan los informes, se debe a que fue confeccionado como una mezcla de contrato administrativo y de colaborador de obra, que no pasó la necesaria tramitación como obra urgente, apuntan fuentes de la actual Diputación. No obstante, se concedió esta categoría a la adjudicación directa del primer tramo de las obras, por 7.440 millones de pesetas, a la empresa Ramos Hidalgo.

Las mismas fuentes aseguran que las empresas vascas del consorcio Utelán -Murias, Altuna y Uría, Mollúa, Campezo, Suquía y Sobrino- han expresado su disposición a volver a trabajar en la autovía, de la que se retiraron en enero por la amenaza terrorista de ETA.

Una de las peticiones de la Coordinadora Lurraldea, que negoció el cambio de trazado de la autovía con el diputado general de Guipúzcoa, Eli Galdos, es que sean empresas vascas las que construyan la carretera. Según fuentes oficiales, Utelan está de acuerdo.

La Diputación duda de la solvencia técnica y económica de Ramos Hidalgo. La opción de rescindir el contrato es cara. Para un contrato normal es del 6% del beneficio industrial, o sea unos 440 millones de pesetas en este caso, según cálculos del organismo oficial. Dada la peculiaridad del documento cuya naturaleza se estudia, lo mejor para la entidad foral sería alcanzar un acuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de agosto de 1991

Más información

  • La Diputación cree irregular el contrato