_
_
_
_

Todo un carácter

A los 22 años, el joven Declan McManus se rebautizó Elvis Costello por dos motivos: provocar a los miles de seguidores del rocker de Memphis y adoptar el apellido de soltera de su madre. Corría 1976. Tenía un físico que recordaba al de un enclenque Buddy Holly, y se estaba convertiendo en la gran esperanza de la nueva ola británica gracias a su primer disco, My aim is true. Dueño de una voz muy personal y de una banda llamada The Atractions, escribió canciones que rozaban la perfección pop: Alison, Watching the detectives y Oliver's Army. Huraño como pocos, odiaba a la prensa y no concedía entrevistas. Era un niño prodigio rebelde, que compartía pupitre con Nick Lowe, Dave Edmunds y Graham Parker.Afortunadamente, su carácter evolucionó más deprisa que su música. Ahora, sin dejar de escribir buenos temas y hacer conciertos muy recomendables, recibe cordialmente a periodistas, fotógrafos y aficionados. En la gira que le trae a España le acompañan cuatro músicos (bajo, guitarra, batería y teclados), un escueto juego de luces, un sonido magnífico y un repertorio de lujo formado por 23 canciones de todas sus épocas. Baladas y temas rápidos se alternan constantemente, igual que los estilos que han influido en su manera de escribir y cantar. Jazz, blues y country, todo bajo una perspectiva claramente pop.

Más información
Elvis Costello presenta en Londres la gira que le traerá España
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_