Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reino Unido entra en la unión monetaria

El Reino Unido acepta asociarse a la unión monetaria, con la condición de reservarse su decisión final sobre el sí a la moneda única, según dejó entender el canciller del Tesoro, Norman Lamont, en la reunión de ministros de Economía y Finanzas celebrada ayer en Luxemburgo.El cambio de actitud del Gobierno británico va dirigido a pulsar la opinión interna de su país, por el momento mayoritariamente contraria a sustituir en el futuro la libra esterlina por el ecu. La posición es aceptar la firma del tratado a final de este año o principios del próximo, pero reservándose la decisión final que deberá tomar el Parlamento sobre la aceptación o no de la moneda única. Incluso se contempla un tiempo de espera para el ingreso pleno en la tercera fase de política monetaria común. En ese intervalo, su política se mantendría muy próxima a la de la CE.

El ministro español, Carlos Solchaga, aprovechó para anunciar ante los Doce que el Pacto Social de Progreso incluirá medidas para -garantizar la competitividad española y lograr que España alcance antes de 1994 el nivel de convergencia económica que reclama el proyecto de unión económica y monetaria

Por su parte, el ministro Solchaga anunció que en julio presentará a la CE el programa de medidas incluido en el Pacto Social de Progreso. Este pacto de competitividad obedece a las recomendaciones realizadas por la Comisión Europea para el ajuste que la economía española necesita si quiere entrar en la unión monetaria. Los altos tipos de interes, la elevada inflación y la corrección del déficit exterior son los problemas a corregir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 1991