Desconocimiento generalizado en Europa del uso de la biotecnología, según varios sondeos

La opinión pública europea muestra síntomas de ambigüedad y contradicción, dentro de un desconocimiento generalizado, frente a las aplicaciones de la biotecnología y la ingeniería genética, según sondeos realizados sobre grupos de opinión en España, Reino Unido, Francia y Alemania.

Otras encuestas demuestran que en países como Alemania o Dinamarca existe un mayor conocimiento sobre estos temas, debido a la tarea desempeñada por las organizaciones de consumidores y los partidos verdes, mientras que en países como Italia o Portugal el desconocimiento es casi total. España está en una posición intermedia.Los sondeos, realizados por expertos de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de la Vida y el Trabajo, dependiente de la Comisión Europea, demuestran que, en general, la opinión pública está a favor de la ingeniería genética siempre que esta técnica se utilice en experimentos con plantas y animales o que sirva para promover nuevos métodos de diagnóstico y nuevas terapias. Sin embargo, se observan grandes reticencias a la hora de aceptar la aplicación de la biotecnología en seres humanos y en la fabricación de productos alimentarios.

Luis Lemkow, portavoz de la reunión que la citada fundación europea ha mantenido esta semana en Madrid, y en la que han participado científicos sociales y biotecnólogos de varios países, ha señalado que estas encuestas de opinión no son del todo representativas, aunque dan pistas sobre las actitudes de las personas en este campo.

Los sondeos realizados hasta ahora también se han dirigido hacia grupos de opinión de un nivel cultural universitario. Sobre la opinión de estos sectores sociales se deduce que la ingeniería genética puede reportar aspectos positivos en la lucha contra el hambre en el mundo y en la puesta en marcha de nuevas terapias. No obstante, estos mismos grupos se muestran inquietos y preocupados por los aspectos éticos y por las repercusiones que la biotecnplogía puede tener sobre el medio ambiente y el equilibrio global de la naturaleza, así como por los riesgos que supone para la salud humana. En el aspecto de la regulación de estas actividades, la industria relacionada con el sector de la biotecnología considera que hay una excesiva reglamentación sobre las investigaciones, lo hace dificil a la biotecnología europea competir con Estados Unidos y Japón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de junio de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50