Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CONCENTRACIÓN DE LAS ENTIDADES BANCARIAS

El Hispano, bajo los efectos del saneamiento

El Banco Hispano Americano ha llevado a cabo en los últimos cinco años un proceso de saneamiento capitaneado por un gestor reconocido, Claudio Boada. Tras poner a la entidad en la rampa de lanzamiento. Boada, por razón de edad -cumplía 70 años- , dejaba la presidencia este año en manos de José María Amusátegui, su fiel escudero durante esa etapa.El banco, en el año 1984, se vió obligado a no repartir dividendo. El Banco de España supervisó un largo proceso de saneamiento y aportó unas ayudas de 45.000 milllones de pesetas que en parte hubieron de ponerlas el resto de los grandes bancos y el Fondo de Garantía de Depósitos. Esos recursos fueron devueltos cuando el Hispano vendió en noviembre de 1988 el Banco Urquijo Unión al Grupo March. Por esta venta el Hispano obtuvo 67.500 millones de pesetas.

En los cinco últimos anos el Hispano ha desarrollado una estrategia comercial de lucha por el cliente particular, ha impulsado su desarrollo internacional y ha descargado su grupo Industrial. El Hispano en la actualidad tiene una plantilla de 14.399 personas y 1.462 oficinas. Durante el pasado año obtuvo un beneficio neto de 30.958 millones de pesetas lo que supone un crecimiento del 2,1% sobre el año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de mayo de 1991