Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CONCENTRACIÓN DE LAS ENTIDADES BANCARIAS

Escámez, hecho a sí mismo

Alfonso Escámez López, presidente del Banco Central, Banco de Fomento y Banco Vitalicio, murciano de Águilas, es un ejemplo de hombre hecho a sí mismo. Con 75 años de edad, madridista, casado y sin hijos, toda su vida ha estado ligada a la banca. Empezó como botones en el Banco Internacional de Comercio y la Industria. Tras la absorción de esta entidad por el Banco Central en 1941, Escámez se incorporó entonces al departamento de personal y fue subiendo en la escala bancarla pasando de director regional de Aragón a la oficina de Madrid, yya en Madrid, a la dirección del servicio extranjero y la subdirección general en 1955. Escámez tan sólo tardó tres anos más en ser director gerente. En 1971 fue nombrado consejero delegado y dos años después, a la muerte de Ignacio Vilialonga, ocupó la presidencia del Central.Consejero del Banco de España, senador por designación real, y en posesión de numerosas condecoraciones, en 1984 fue nombrado presidente de la Compañía Española de Petróleos (CEPSA), de la que es accionista mayoritario el Banco Central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de mayo de 1991