Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada año se realizan 60 millones de abortos en el mundo, según expertos de la ONU

Unos 60 millones de abortos que se realizan anualmente en el mundo para poner fin a embarazos no deseados podrían ser evitados en gran medida si existieran medios adecuados de planificación familiar. Hechos como éste preocupan a los responsables de los temas de población de las Naciones Unidas, quienes enviaron ayer a Bonn a la directora ejecutiva del Fondo de Población de la ONU (FNUAP), Nafis Sadik, para mantener un encuentro con expertos y periodistas que asisten al seminario sobre El estado de la población mundial, que se clausura hoy en la capital alemana.

ENVIADO ESPECIAL,El aborto, que acaba cada año con la vida de 200.000 mujeres al serles practicado en condiciones inadecuadas, es sólo uno de los temas que citan los especialistas de la ONU en relación con los embarazos no deseados.Se sabe, por ejemplo, que la mejor edad de la mujer para quedar embarazada es la que va de los 20 a los 35 años, y sin embargo cerca de 15 millones de adolescentes quedan embarazadas cada año en el mundo. Cuatro de cada cinco de estos embarazos no son deseados.

La doctora Sadik señaló que estos datos "escalofriantes" que se ciernen en torno a la mujer no hacen sino confirmar que la planificación familiar es un concepto clave en el desarrollo de la población, pero añadió que no se puede disociar de otros problemas económicos, culturales, medioambientales y sociales que también afectan de forma esencial al crecimiento de la humanidad.

La directora ejecutiva del Fondo de Población de la ONU dijo que a pesar de todos los "horrores" hay razones para ser optimistas "porque se están reduciendo los nacimientos en general y sobre todo los que se dan en condiciones como las descritas.Planificación familiar

Un dato que demuestra que la planificación familiar funciona, según los expertos de Naciones Unidas, es que la población mundial tiene ahora 412 millones de personas menos que lo que habría tenido si no se hubieran aplicado estos programas de planificación familiar en los últimos años.

En 1960 sólo el 10% de las parejas utilizaban métodos anticonceptivos modernos. En la actualidad la proporción es de un 51%. El objetivo de la ONU para el año 2000 es subir la proporción hasta un 59%. Para conseguir estos objetivos será preciso prestar servicio de planificación a 2.000 millones de personas.

"La planificación familiar moderna (píldoras, esterilización, DIU, condones, etcétera) es ampliamente aceptada por personas de todas las creencias religiosas", dijo Nafis Sadik.Anticonceptivos

"Los católicos ya no son en la práctica un obstáculo, y prueba de ello es que en países muy católicos como México, Colombia, Costa Rica y otros la planificación familiar ha tenido mucho éxito. Otro tanto se podría decir de los países musulmanes, aunque en éstos la planificación es más una cuestión de formación personal porque en la religión islámica no se hace ninguna referencia específica a este tema", añadió la directora del Fondo de Población de la ONU (FNUAP).El FNUAP se refiere para llevar a cabo una planificación familiar adecuada a determinados tipos de anticonceptivos que pueden ayudar al menos a los 747 millones de mujeres casadas en edad de procrear.

En la actualidad la mayor proporción de usuarios corresponde a la esterilización (171 millones). El dispositivo intrauterino (DIU) lo utilizan 93 millones de mujeres y la píldora la toman 46 millones. La ONU no ha hecho público por el momento las cifras de utilización del condón.

Se encuentran en fase de investigación otro métodos de regulación de la fecundación, tanto de uso femenino (preparados hormonales inyectables, anillos vaginales y vacunas anticonceptivas), como masculino (píldoras masculinas y nuevas formas de vasectomía).

La mujer es todavía, según la directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas, el recurso más explotado en los países en vías de desarrollo, "por ello que a nadie le extrañe que este año el informe de Naciones Unidas sobre la población considere a la mujer como agente de cambio, examine y relacione su papel productivo y reproductivo y explique que ambos van estrechamente unidos".

En esta misma línea de defensa de la mujer se han movido las intervenciones de los especialistas Kaval Gulheati, del Centro Internacional de Desarrollo y Actividades de Población, y de Charlotte Gardiner, del Ministerio de Salud de Ghana.

Tampoco fue dejado de lado el problema medioambiental y sanitario en su relación con la explosión demográfica, que fue analizado por el especialista norteamericano Don Hinrichsen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991

Más información

  • Cuatro de cada cinco embarazos de adolescentes no son deseados