Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La multinacional estadounidense Hughes ultima una alianza estratégica con Inisel para establecerse en Europa

Los ministerios de Industria y Defensa, así como la empresa Inisel, del Instituto Nacional de Industria (INI), están ultimando un acuerdo con la firma norteamericana de electrónica Hughes para la fabricación en España de sistemas anticarro, según fuentes de la Administración. La alianza con Hugues, fabricante de los misiles TOW, permitirá su desembarco en el mercado militar europeo, a través de España.El acuerdo supondrá, en su primera fase, la entrada de Hugues como socio minoritario en el capital de la empresa Enosa, del grupo Inisel, a la que transferirá tecnología punta en el carripo de la optrónica. Posteriormente, Inisel, con el apoyo de Hughes, fabricará en España un nuevo lanzador, más ligero que el actual, para los misiles TOW. El Ministerio de Defensa colaborará, con unos 3.000 millones de pesetas, al desarrollo de este lanzador, de unos 40 kilograrnos, frente a los casi 100 del actual.

Unos 40 países se reparten el casi medio millón de misiles TOW fabricados hasta ahora, por lo que el mercado potencial del nuevo lanzador, que se comercializaria conjuntamente por Hughes e Inisel, es muy amplio. Como parte del acuerdo, Defensa tiene previsto aprobar este año la adquisición de misiles TOW2A para el Ejército de Tierra por casi 5.000 millones de pesetas. Estos misiles anticarro, de los que la Infantería de Marina española tiene algunas unidades, alcanzan hasta 4.000 metros y complementarán a los misiles Milán, de hasta 1.500 metros.

La última fase del acuerdo y la más ambiciosa, consistirá en el desarrollo conjunto, a partir de 1992, de un nuevo misil anticarro de cuarta generación, que se fabricará en España. El nuevo misil deberá competir con el proyecto Trigat, en el que particiapan Alemania, Francia y el Reino Unido y que España abandonó a finales de 1989. Fuentes de Defensa indicaron que la alianza con EE UU para competir con la industria militar europea es "puntual" y que "cuando se presenta una buena oferta no miramos su nacionalidad". El Consejo de Ministros ha autorizado ya a Hughes a operar en el sector de la defensa en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991