Conejillo del nuevo orden hemisférico

La iniciativa del Gobierno de Estados Unidos de crear una zona de libre comercio en todo el continente tiene su primera asignatura en el acuerdo pendiente de discusión entre norteamericanos y mexicanos. Cuauhtémoc Cárdenas expresa así su visión del problema: "Es muy claro que la Iniciativa de las Américas del presidente George Bush no es mala por sí misma. Pero se plantea así: primero, a consolidarla con México; no se trata de ir avanzando en términos que puedan conciliar los intereses de veintitantos países. Se dice: consolidamos con México, mantenemos la relacion bilateral con los demás, y ahí nos la vamos llevando conforme nos vaya conviniendo. Ahora, México funciona como conejillo de una reestructuración del orden hemisférico".En el terreno de la apertura de la economía mexicana, el líder opositor centra sus objeciones en el ritmo y diversidad de la misma: "No estamos contra la apertura comercial, pero creemos que la forma como se hizo en México fue equivocada; que debió haberse hecho en muchas ramas y de manera más gradual. La apertura no tiene por qué estar divorciada de políticas de redistribución del ingreso, de una reforma fiscal que se aplique realmente, de una inversión más equilibrada".

Más información

Para Cárdenas, lo más importante que está en la mesa de discusiones con EE UU "son cuestiones como la modificación de la legislación sobre propiedad intelectual, sobre inversiones, el acceso por vías indirectas a controlar el petróleo". Y el consiguiente riesgo, : "Si se modifican estas cuestiones en función de los intereses de los negociadores norteamericanos (que son los que lo han planteado), se consolidaría una subordinación del país a la economía de EE UU".

Cárdenas aboga por una solución en varios pasos: "El libre comercio no es un fin en sí mismo, sino uno de los instrumentos para desarrollar el país. Nosotros creemos que deben incluirse en las conversaciones la renegociación de la deuda externa. Y que debe discutirse -como se hizo en la Comunidad Europea- un compromiso de carácter social que tome en cuenta las condiciones de los trabajadores de uno y otro lado. No podemos ignorar que el intercambio más importante entre México y EE UU lo constituye la mano de obra, los trabajadores mexicanos: miles que pasan la frontera todos los días, millones los que ya están en EE UU, con documentos o sin documentos".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción