Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La experiencia de sentirse irreal

Nuevos descubrimientos sobre las sensaciones de automatismo irrealidad o amnesia

"Lo experimenté como si me encontrara en otro balcón contemplando una nube de color rosa que descendía hacia el suelo", dijo una mujer sobre su caída desde el balcón de un tercer piso en la que se rompió la pelvis. "No sentí ningún dolor e intenté subir a casa por mi propio pie . La sensación de lejanía descrita por la mujer empieza a ser reconocida en estudios recientes como uno de los sentimientos más habituales tras sufrir accidentes en los que peligra la vida. Entre el 5% y el 10% de la población padece algún trastorno disociativo, según estos trabajos.

La investigación es parte de una serie de nuevos descubrimientos sugerentes sobre experiencias extrañas, como la sensación de ser un autómata. Tales experiencias, según sugieren los datos, son tan comunes entre la generalidad de la población como la ansiedad y la depresión, pero como suelen ser sutiles, fugaces o elusivas, y no especialmente alarmantes, la gente no suele comunicarlas a los psicoterapeutas.Pero si son graves y perturbadoras, pueden ser indicativas de que la persona sufre uno de los diversos problemas psiquiátricos conocidos como trastornos disociativos, el más grave de los cuales es la personalidad múltiple. En tales trastornos hay una laguna en la conciencia que va desde la contemplación a distancia hasta la amnesia.

Entre 5% y el 10% de la población podría sufrir algún trastorno disociativo, según estimaciones del primer estudio sistemático de su incidencia, dirigido por el doctor Colin Ross, psiquiatra de la Universidad de Manitoba. Basándose en un sondeo de 1.055 personas de Canadá, el estudio se publicó recientemente en la revista The American Journal of Psychiatry.

Pero muchos psiquiatras discrepan. "Esas cifras parecen sorprendentemente altas", dice la doctora Myrna Weissman, directora del Departamento de Epidemiología Clínica y Genética de la Escuela de Medicina de la Universidad de Columbia, sobre los datos de Ross. "Esto es tan elevado como la incidencia crónica de los trastornos depresivos o de ansiedad, y uno no pasa por alto diagnósticos tan comunes".

Síntomas familiares

Muchos síntomas de trastorno disociativo son familiares de una manera ocasional para la mayoría de la gente, como darse cuenta de que no se ha oído parte de una conversación. En el estudio del doctor Ross, el 83% dijo que eso le había sucedido alguna vez, pero solamente el 29% manifestó que eso le sucedía hasta en un tercio de sus conversaciones.Otros síntomas son menos comunes. Por ejemplo, el 29% manifestó que a veces sentía como si se estuviera contemplando a sí mismo en una película. Pero solamente el 4% dijo que ése era su caso un tercio del tiempo. Aunque el 14'/o de las personas entrevistadas dijeron que a veces se miraban al espejo sin reconocerse, sólo el 1% dijo que eso le sucedía al menos un tercio del tiempo. Las experiencias disociativas a menudo se presentan como respuesta a una crisis.

Por ejemplo, en 101 hombres y mujeres que habían sobrevivido a un peligro mortal, como un accidente de automóvil, el 72% había tenido sensaciones de irrealidad y un sentimiento alterado del tiempo durante el momento traumático.

Después del terremoto

En un estudio de las reacciones de 90 hombres y mujeres durante el terremoto de 1989 en San Francisco, el doctor David Spiegel, psiquiatra de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, encontró que dos tercios habían tenido algún tipo de síntoma disociativo, como una distorsión de la sensación del tiempo o el mundo visto como en un sueño. "Cerca de la mitad tuvo ocasiones en que se encontró contemplando algo, como un árbol, sin saber por qué", dice el doctor Spiegel. "Uno de cada diez tuvo la sensación de encontrarse fuera de su cuerpo".Otro estudio entre estudiantes universitarios realizado en 1984 descubrió que el 34% había tenido episodios ocasionales de despersonalización. "La disociación parece ser parte de la respuesta normal a un trauma", dice Spiegel. "Y cuanto más severo es el trauma, más probable es que se experimente uno de esos síntornas". En la variedad más grave de disociación, la personalidad múltiple, los estudios han descubierto que más del 90% de los afectados habían sido gravemente maltratados de niños.

Traducción: Leopoldo Rodríguez Regueira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de marzo de 1991