El Jeu de Paume de París se transformará en centro de arte contemporáneo

François Mitterrand y su ministro de Cultura, Jack Lang, están seriamente decididos a que París siga siendo la capital cultural europea en las próximas décadas. Proyectos y realizaciones se suceden en los últimos años a un ritmo vertiginoso, imposible de seguir por las otras ciudades aspirantes al título. Ahora Jack Lang anuncia la reapertura, el próximo junio, del Jeu de Paume. El que fuera museo impresionista renacerá como centro de exposiciones de arte contemporáneo.

La reapertura del Jeu de Paume -cerrado en los últimos años a causa del traslado de sus colecciones impresionistas al flamante Museo Orsay- es fruto de la colaboración del Ministerio de Cultura y la principal compañía francesa de seguros. Bajo la dirección del arquitecto Antoine Stinco, el edificio del jardín de las Tullerías ha sufrido una profunda reforma que respeta su fachada y su volumen pero transforma por completo su interior.El Jeu de Paume fue construido en tiempos de Napoleón III como espacio para la práctica de la pelota vasca, deporte muy de moda entonces en París. En 1920, el Estado francés se hizo cargo del edificio, lo convirtió en museo de escuelas artísticas contemporáneas y lo hizo célebre por su política de compra de obras de Modigllani, Picasso, Chagall, Juan Gris y otros pintores de vanguardia. En 1947, el Jeu de Paume sufrió un nuevo cambio de orientación y se convirtió hasta la apertura del Orsay en el principal museo impresionista de la capital francesa.

En su nueva etapa, el Jeu de Paume pretende ser el equivalente parisiense de los Kunsthalle alemanes o la Whitechapel Art Gallery de Londres. No contendrá colecciones permanentes, sino que albergará exposiciones temporales de arte moderno y contemporáneo.

Jean Dubuffet, el pintor que decía que el arte debe surgir "por sorpresa", "allí donde no se le espera", será el protagonista de la exposición inaugural. El Jeu de Paume exhibirá el trabajo de los últimos 10 años de vida del artista, fallecido en 1985. Ese período de Dubuffet no ha sido nunca presentado de modo completo y coherente.

La exposición de Dubuffet será seguida durante el verano por un ciclo de las obras realizadas por el escritor Samuel Beckett para la televisión, entre ellas la película muda que en 1965 hizo con Buster Keaton. A finales de año, el Jeu de Paume acogerá una exposición retrospectiva del belga Marcel Broodthaers, un artista marcado por el universo de Magritte y que a su vez ha influido de modo decisivo en numerosos creadores jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de marzo de 1991.