Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POSGUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

La aviación norteamericana erró el 70% de sus ataques

BARTON GELLMAN (TWP) La aviación norteamericana erró el tiro en el 70% de sus ataques contra Irak. Las bombas guiadas inteligentes, de una precisión del 90%, sólo supusieron 6.250 de las 88.500 toneladas de explosivos lanzadados, y las bombas normales sólo acertaron en el 25% de los casos.

El general Merrill McPeak, jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, no tenía previsto tratar de este tema cuando el pasado viernes se reunió con los periodistas. Su intención era "contar una historia de éxito norteamericano" y atribuirse el mérito de la derrota iraquí.Aunque tuvo cuidado en asegurar que "todas las armas aportaron una importante contribución", señaló: "MI convicción personal es que ésta ha sido la primera vez en la historia que un ejército terrestre ha sido batido por el poder aéreo".

Pocos analistas independientes dudan de que el estruendoso colapso iraquí después de 43 días de guerra se debió, en gran medida, al mayor bombardeo aéreo intensivo de la historia. El general McPeak puso tanto el énfasis en el éxito que su lista de lecciones aprendidas en la guerra sugería que la Fuerza Aérea se las sabía ya todas.

Entre sus más notables revelaciones, sin embargo, figuró que las bombas inteligentes guiadas por láser supusieron sólo 6.250 de las 88.500 toneladas de bombas que los aviones norteamericanos lanzaron sobre Irak y el Kuwait ocupado. Aclaró, eso sí, que tuvieron un margen de aciertos del 90%.

Un alto funcionario del Departamento de Defensa aseguró, por su parte, que las 81.980 toneladas de bombas no guiadas tuvieron un índice de precisión de sólo el 25%. McPeak se limitó a reconocer que estas armas son "mucho menos" precisas que las inteligentes.

Los cálculos basados en los datos facilitados por McPeak permiten llegar a la conclusión de que 26.363 toneladas de bombas dieron en el blanco, y que 62.137 lo erraron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 1991