Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

24.000 plazas hoteleras están dispuestas para desaparecer

Las tendencias en los precios confirman la necesidad de reconversión de la oferta hostelera para mejorar la calidad. En efecto, la evolución de la demanda este verano demuestra que los establecimientos obsoletos van a tener más dificultades para sobre vivir que los hoteles de categoría superior.

La conclusión es que sobra oferta, pero sólo en el segmento medio y bajo. Por el momento, en las Baleares ya hay hoteles con unas 24.000 plazas de baja categoría que estarían dispuestos a cerrar si las administraciones les dieran facilidades, según Zontur.

El ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, José Barrionuevo, ha aceptado el problema del exceso de oferta y se ha comprometido a discutir un plan de cierre y reconversión de hoteles presentado por Zontur. La comisión que debe discutir el plan, formada por representantes de las administraciones local, autonómica y local, de los empresarios y los sindicatos, va a constituirse en pocas semanas.

La propuesta de reconversión contempla la incentivación del cierre de establecimientos obsoletos y la ayuda a la modernización de otros hoteles. Los incentivos para el cierre serían de tipo urbanístico -cambios de uso, cesión de solares-, financiero -actualización de valores del inmobilizado- y laboral -suspensiones de contratos y jubilaciones anticipadas-.

La gran oferta y su escasa calidad han sido uno de los detonantes de la crisis turística. En 1989 había en España 918.649 plazas hoteleras, de las que 448.810 pertenecía a establecimientos de una o dos estrellas. Las inversiones necesarias para modernizar la planta hostelera española serían de 350.000 millones de pesetas, según el Libro Blanco del Turismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 1991