Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expediente de la CE a España por insuficiente control de la contaminación las playas

La Comisión de la Comunidad Europea (CE) tramita un expediente de infracción contra España por la falta de análisis adecuados sobre las aguas de las playas. Así se desprende de una respuesta de la Comisión al eurodiputado de Izquierda de los Pueblos Juan María Bandrés. La pregunta se realizó por iniciativa de Unitat del Poble Valencià (UPV), partido de la citada coalición. La CE ha observado que la totalidad de las 10 autonomías españolas con mar, más Ceuta y Melilla, no realizan todos los análisis necesarios para conocer la calidad del agua, como exige la directiva 76/160.La Administración, autonómica o central, según quien tenga la competencia sobre esta materia, debe efectuar diversos tipos de análisis periódicos de las aguas. Esta obligación se incumple de forma sistemática.

Son 15 los parámetros que se deben medir, algunos de carácter microbiológico y otros físicos y químicos. Ninguna región marítima controla todos los parámetros. Un estudio de la propia CE, recientemente publicado, pero con datos de 1988, revela que, sobre 12 parámetros controlados, sólo Cantabria cumple el requisitivo de analizar 10 de ellos. El País Vasco, con nueve, y Valencia y Canarias con siete, siguen en esta clasificiación. Por su parte, Cataluña, Andalucía, Baleares y Melilla se encuentan a la cola en el interés por el control de estas aguas, con la medición únicamente de dos parámetros.

La pregunta del eurodiputado Bandrés tiene su origen en las denuncias que UPV realizó el pasado agosto. Ese mes, el Ayuntamiento dé Valencia llegó a prohibir el baño en la playa de El Saler, debido a una elevada contaminación. Centenares de bañistas fueron atendidos sanitariamente, aquejados de leves erupciones en la piel, así como de transtornos digestivos.

Los nacionalistas valencianos solicitaron un informe a la Agencia del Medio Ambiente (Ama) de la Generalitat valenciana sobre el sistema de control utilizado para analizar las aguas de las playas. El informe de la Ama, según UPV, falseó los datos y dio pie a una investigación ante la CE. Paralelamente, UPV presentó una denuncia en el Juzgado de Guardia, que sigue su curso.

El director de la Ama, Carlos Auernheimer, se encontraba ayer de vacaciones, al igual que Emérit Bono, consejero del departamento que gestiona las competencias sobre el Medio Ambiente, asi como los responsables de la Dirección General de Medio Ambiente del MOPU.

El no analizar todos los parámetros exigidos por la CE tiene, como consecuencia, que no puedan detectarse posibles focos de algunas enfermedades. Con los análisis efectuados por la Ama el pasado verano en la playa valenciana de El Saler no podía detectarse la salmonela.

Morera afirmó que una posible consecuencia del expediente, si al fin se condena a España, es la pérdida de ciertas subvenciones en materia medioambiental, ya que se constataría el incumplimiento de los requisitos exigidos para financiar iniciativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 1991

Más información

  • ECOLOGíA