Una exposición revisa el mundo de la imprenta

Valencia acoge una gran muestra sobre 500 años de artes gráficas

Una exposición que revisa los 500 años de historia de la imprenta, en la que se muestran libros, maquinarias, láminas y otros elementos del mundo de la edición, fue inaugurada ayer en Valencia. Desde que Gutenberg inventó la técnica de imprimir con caracteres móviles metálicos hasta los modernos aparatos de artes gráficas, la muestra, que se celebra en el quinto centenario del Tirant lo Blanc, repasa la evolución de una técnica que ha marcado el progreso de la cultura escrita.

Un fragmento de papiro de una variante del Libro de los muertos egipcio, del siglo tercero o cuarto antes de nuestra era, o una placa con escritura ibérica, así como diversas planchas y tipos de origen chino son elementos que remiten en la exposición a los ancestrales orígenes del mundo de la edición. El núcleo de la muestra, sin embargo, se centra en la evolución de la impresión en Europa desde que lo inventara Gutenberg y entrara en la península, con la ciudad de Valencia como uno de sus núcleos pioneros de irradiación.Inaugurada a mediodía de ayer en el edificio gótico de la Lonja de Valencia por el presidente del Gobierno autónomo, Joan Lerma, y la alcaldesa de la ciudad, Clementina Ródenas, la exposición La imprenta valenciana ha sido organizada por la Generalitat, con un fuerte apoyo de la iniciativa privada. El acto de apertura congregó a una amplia representación de la cultura y el sector de las artes gráficas, aunque destacó la ausencia de la mayoría de los editores valencianos, que no habían sido invitados al acontecimiento.

Una representación del Ayuntamiento de Maguncia, con su alcalde al frente, acudió a la. inauguración. El famoso museo de la imprenta de esa ciudad ha- debido cerrar temporalmente sus dependencias, ya que una buena parte de sus fondos se encuentra recogido en la exposición.

Paralelamente a esta exposición, durante los próximos días, se abrirán en Valencia otras muestras dedicadas a cuestiones como los ex libri, los cromos y recortables, la evolución histórica de caligrafía, el papel reciclado, etcétera... Con un presupuesto global que alcanza los 150 millones de pesetas -del que más del 30% ha sido aportado por empresas privadas y entidades financieras-, la iniciativa constituye el centro de las celebraciones institucionales del quinto centenario de la primera edición de Tirant lo Blanc, que se cumplió ayer. La novela de Joanot Martorell constituye una de las obras fundamentales de la literatura en lengua catalana.

En el catálogo de la exposición, Cornelia Scheinder cifra el sentido de la iniciativa en el hecho de la invención del sistema de impresión con caracteres móviles, realizado por Gutenberg -de cuya prensa se presenta una reproducción en la muestra-, "tuvo unas amplias consecuencias y aceleró el paso de la Edad Media a la Edad Moderna en Europa, dio lugar a nuevas ramas económicas y de producción e hizo posible la divulgación masiva de cualquier tipo de información".

Nuevo alfabeto tipográfico

Un nuevo alfabeto tipográfico, de gran elegancia y estilización, ha sido diseñado para la ocasión por el escritor Josep Palácios y el artista Enric Soibes. Denominado Xúquer, en honor del río que atraviesa tierras valencianas, el nuevo alfabeto ha sido utilizado en el catálogo de la exposición -que incluye colaboraciones de J. F. Yvars, Ricard Blasco, Francesc Pérez Moragon, Agustí Ventura, Josepa Cortés, Francisca Aleixandre y Pilar Vélez- y será utilizado en diversas ediciones facsímiles de grandes obras de la imprenta valenciana que sucederán a la muestra.La conmemoración del quinto centenario de Tirant lo Blanc se celebró ayer en Valencia y Gandía, ciudad natal de Joanot Martoreli, con diversos actos, conciertos, recitales y exposiciones, tras un año de actividades. El centenario ha servido para que salgan al mercado varias ediciones de la famosa obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de noviembre de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50