Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE / 'ARIEL'

Una película muy finlandesa

La filmografía de Aki Kaurismäki, el director más conocido de Finlandia, es la de un autor que aporta una mirada cinematográfica nueva y original. Ariel es la segunda parte de una trilogía que empezó hace cuatro años, con Sombras en el paraíso, y se completa con La chica de la fábrica de cerillas. Estas obras se inspiran en la degradación de la vida en Finlandia, un país que Kaurismäki cree corroído por el ansia de dinero. Sus personajes son seres fracasados, sin futuro y dotados de una gran habilidad a la hora de complicarse la vida hasta extremos increíbles. Ariel (cuyo nombre nada tiene que ver con la criatura de Shakespeare) contiene grandes dosis de humor e ironía, y cuenta una historia de amor tragicómica, muy personal. Es posible que no llegue a ser una obra maestra, pero posee fragmentos certeros, con agudas intuiciones expresivas, y vale la pena verla, en todo caso, porque no abundan demasiado los autores jóvenes como Kaurismäki, fieles a su propia cultura, tan vitales como él, y deseosos de ahondar en su vida cotidiana.

Ariel

Guión, realización y dirección: Aki Kaurismäki. Intérpretes: Turo Pajala, Susanna Haasvisto, Matti Pellompää. Producción: Filmproductions-Centro Finlandés. Estreno en Madrid, cine Alphaville.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de octubre de 1990