Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amnistía Internacional reunió anoche en Chile a Sting, Peter Gabriel y Ruben Blades

Algunas de las figuras más importantes del pop ofrecieron un homenaje a la democracia

Los dos recitales que Amnistía Internacion celebra este fin de semana en el estadio Nacional de Santiago de Chile esperaban reunir 80.000 personas para cada uno. El primer concierto de Desde Chile ... Un abrazo a la esperanza, que reúne a artistas como Sting, Peter Gabriel, Sinead O'Connor, New Kids On The Block y Rubén Blades, fue retransmitido anoche por televisión en directo a España y a otros ocho países. Los recitales del viernes y sábado tendrán una duración total de 12 horas, y son los más importantes que se han realizado en Latinoamérica y en Chile.

Los españoles Luz Casal y Los Ronaldos, que también forman parte del espectáculo, no son conocidos en Chile. "No suenan a nadie", dijo el productor de una radio local. Actuarán también los grupos chilenos Congreso e Inti Illimani, y los norteamericanos Jackson Browne, Winton Marsalys y Fernando Sounders.Horas antes de entrar ayer al escenario, Luis Martín, guitarra de Los Ronaldos, dijo estar nervioso y emocionado. "Es alucinante tocar en Chile. El recital no se ha politizado, pero todos sabemos lo que pasó en el Estado. Este es un sitio muy carismático". Agregó Martín: "No somos conocidos pero por algo hay que partir".

En una concurrida y prolongada conferencia de Prensa, en la que intervinieron 20 personas entre artistas y dirigentes de Amnistía Internacional, Sting dijo que cantará probablemente por última vez el tema They dance alone (Ellas danzan solas), dedicado a las madres de los desaparecidos. Todos los artistas declararon su compromiso con la causa de los derechos humanos.

Al concierto, que la Prensa conservadora local mira con recelo, se han acreditado 650 periodistas. Muchos de ellos aplaudieron a los artistas después de alguna respuesta ingeniosa durante la conferencia y Luz Casal, que actuará en la noche de hoy, recibió silbidos de admiración.

El abogado Peter Duffy, presidente mundial de Amnistía Internacional, definió el concierto que ayer comenzó en Santiago como un acontecimiento "tremendamente simbólico". El Estadio Nacional, donde concluyen hoy los dos recitales organizados por Amnistía Internacional, "fue escenario de torturas y asesinados hace 17 años, un símbolo de la desesperación", sostuvo Duffy.

El recinto deportivo fue usado por la dictadura de Pinochet como centro de detención de presos políticos después del golpe militar de septiembre de 1973. "Hacer en este estadio elconcierto es un símbolo de que el cambio es posible. Queremos mirar el futuro con esperanza, pero sin olvidar el pasado".

Duffy, presidente del organismo desde 1989, señaló que 1a música es una manera de llegar al corazón de los jóvenes y explicar la acción de Amnistía Internacional".

El concierto en Santiago es el tercer gran festival organizado por Amnistía. Duffy tiene expectativas que este espectáculo, como los anteriores, sea exitoso en términos económicos y de repercusión. "El objetivo no es ganar dinero, sino quedar conciencia sobre la necesidad de promover el respeto a los derechos humanos", afirmó.

Durante su estancia en Chile, Duffy se ha entrevistado con el ministro de Justicia, Francisco Cumplido, y hoy lo hará con el vicepresidente Enrique Krauss. Amnistía Internacional está preocupada por la situación de los periodistas que han sido acusados en Chile de ofensas a las Fuerzas Armadas. Duffy considera "prisioneros de conciencia" a los periodistas que han sido detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 1990