Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DE ORIENTE PRÓXIMO

La McDonnell sigue fabricando 40 cazabombarderos F-18 para Kuwait

La compañía norteamericana McDonnell Douglas, contratista principal del cazabombardero F18, continúa con la fabricación de los 40 aparatos comprados por Kuwait, a pesar de la invasión del emirato por las tropas iraquíes, según han declarado portavoces de dicha empresa.El contrato de venta de los 40 F-18, con sus correspondientes piezas de repuesto y armamento, por un valor aproximado de 2.000 millones de dólares, fue firmado el pasado año, tras la autorización del Congreso norteamericano.En la operación entre la McDonnell Douglas y el Gobierno kuwaití interviene como intermediaria la Marina de EE UU, por lo que para la empresa fabricante es la Navy y no el emirato árabe el que figura como cliente. El pasado 7 de agosto, cinco días después de la invasión, un portavoz del Pentágono indicó que las Fuerzas Armadas de su país podrían quedarse con los aparatos fabricados para Kuwait, si fuera necesario, incrementando así la plantilla de aviones F-18 que tienen ya la Armada y la Infantería de Marina estadounidense.El 28 de agosto, el departamento de Defensa de EE UU indicó a McDonnell Douglas que siguiera adelante con el proceso de fabricación de los F-18. Paralelamente, el comandante Kenneth Sttarfield, del Pentágono, subrayó que la venta de los aviones se realizó al Gobierno legítimo de Kuwait, que seguía teniendo el reconocimiento diplomático de Washington.

El citado portavoz de MeDonnell Douglas indicó que hasta ahora se están realizando con normalidad los pagos pactados con la Navy, sin que se haya producido demora alguna en las previsiones. Las primeras entregas de los aviones a Kuwait debían producirse en la segunda mitad de 1991, por lo que la totalidad de los aparatos están ya en la cadena de montaje y su fabricación se encuentra bastante avanzada. La eventual cancelación del contrato con Kuwait incrementaría los graves problemas de la McDonnell Douglas, que semanas atrás anunció una reducción de plantilla que afectará a casi 17.000 trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 1990