Plaza & Janés editará 'Inshala', de Oriana Fallaci

La editorial Plaza & Janés se hizo ayer con los derechos para publicar en España Inshala, la última novela de la escritora Oriana Fallaci, en competencia con las firmas Planeta y Ediciones B, según informaron fuentes editoriales. No trascendió la cuantía del adelanto, si bien, según las fuentes, la agente de Fallaci prestó sobre todo atención al mimo con el que la editorial que se quedará los derechos había de tratar el libro. La versión española aparecerá en primavera.A las 48 horas de ponerse el libro a la venta en Italia -editado por Rizzoli, que se arriesgó a publicar en pleno verano una tirada de 400.000 ejemplares de 800 páginas-, Fallaci superó el récord de 25.000 ejemplares, establecido por Umberto Eco con El péndulo de Foucault; ello da una idea de la expectación suscitada entre el público, pese a la actitud más bien fría de la prensa italiana hacia la que en su día fue la más famosa de sus colegas.

La nueva novela de Fallaci, autora de Carta a un niño que no llegó a nacer y Un hombre, es una novela de guerra inspirada en la experiencia de tres meses vividos en Beirut a principios de los años ochenta. Refleja entre otras cosas la intensa soledad voluntaria a la que se sometió a la escritora durante seis años en Nueva York, mientras escribía la novela en su piso, tiempo en elque no se ha comunicado con nadie, no ha concedido entrevistas y no ha contestado al teléfono. De la novela, Fallaci realizó tres versiones, hasta dar con la que la dejara satisfecha.

Nada más salir la obra en Italía, el productor Franco Cristaldi anunció la adaptación cinematográfica, y subrayó que la propia escritora se había dirigido a él.

Florentina con más de 50 años, Fallaci combatió en la Resistencia y nada más terminar la guerra comenzó a trabajar para El Europeo y a hacerse una reputación en el periodismo que la colocó en la primera línea internacional durante los años sesenta y setenta. "Es una mujer prepotente e imprevisible. Parece frágil, pero a mí me dio miedo", comentó una periodista italiana que la entrevistó. Y Henry Kissinger: "Parecía una chiquilla fácil de manejar y acepté la entrevista. Y fue lo más tonto que hice en mi vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de septiembre de 1990.