Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN EL GOLFO

Los tres barcos de guerra españoles partirán hacia el Golfo el domingo o el lunes

Los tres buques de guerra que España enviará a la zona del Golfo partirán de sus bases el próximo domingo, día 26, o el lunes 27, y para ello aceleraron ayer los preparativos que ya habían iniciado los mandos militares hace una semana. En las dotaciones de los tres buques -unos 460 hombres- se incluirá cerca de un centenar de jóvenes procedentes del servicio militar obligatorio. El Gobierno decidió el lunes no sustituirlos por voluntarios. La operación tendrá la cobertura legal de una directiva de Defensa preparada ayer mismo. Defensa creará una unidad de asistencia a los familiares de los marinos que partan.

El capitán de fragata Antonio León Zarco, comandante de la fragata Santa María, aún no se había incorporado ayer a su destino en la base de Rota (Cádiz), mientras en Cartagena (Murcia) los mandos de las corbetas Descubierta y Cazadora ponían a punto sus barcos. El capitán de corbeta Juan Carlos Muñoz Delgado, jefe de la Descubierta, aún no había recibido ayer la orden de operaciones, que era esperada en las próximas horas.Las dotaciones de los tres buques -a los que posteriormente puede unírseles el buque de transporte Aragón- se enteraron ayer a través de TVE de que eran ésos los barcos seleccionados por el Gobierno para acudir al Golfo. A media tarde, noticias no oficiales llegadas a Cartagena apuntaban la posibilidad de que la partida sería el próximo viernes, pero posteriormente se les advirtió que los barcos zarparían días después.

En Rota, la dotación de la Santa María continuó ayer las labores de carga y puesta a punto de la nave. De los tres buques de esa clase que posee la Armada, sólo la Santa María podía ser la elegida, ya que la Numancia se encuentra en Noruega y la Victoria está en reparación. En la misma base gaditana, el comandante del Aragón expresó su descontento al ser su barco descartado inicialmente. "La incertidumbre nos tiene soliviantados, igual partimos dentro de una hora [por ayer] que pasado mañana", aseguró un soldado del Aragón.

Junto con el Aragón y la Santa María, se encontraba también ayer en Rota el portaaviones Príncipe de Asturias, buque insignia de la Armada española. Su tripulación también se encuentra en estado de alerta, aunque no está prevista su intervención.

"Estamos impacientes, esperando órdenes de Madrid rumbc al Golfo", comentó un suboficial de la base gaditana. Todos los profesionales de la marina adscritos a la Comandancia General del Estrecho se encuentran ya localizables o en sus respectivos destinos. Muchos han tenido que interrumpir sus vacaciones el pasado domingo. Según el citado

suboficial, la fragata Santa María y el buque Aragón se unirán probablemente a las corbetas Descubierta y Cazadora en alta mar, posiblemente a la altura del cabo de Gata, en Almería. Desde ahí partirán juntos a la zona del conflicto.

"Los barcos que van no son moco de pavo. Su potencial bélico, como es el caso de la fragata Santa María, es muy importante y similar al de las fragatas yankees", precisa este suboficial, que tendrá que ir al Golfo.

Un profesional de la Armada confesaba ayer en el interior de una cafetería de la base de Rota: "Dicen que los españoles vamos a estar en segunda línea de guerra; eso ni pensarlo. Una cosa es lo que digan los políticos y otra lo que hagamos nosotros una vez que estemos allí". En Cartagena, la impresión existente entre los oficiales en la tarde de ayer era también que los barcos españoles se quedarían en la retaguardia y que ni siquiera cruzarían el canal de Suez. Por el contrario, los ministros de Exteriores y Defensa explicaron en París que la Santa María se situará en el Golfo de Omán, cerca del Estrecho de Ormuz, mientras las corbetas se quedarán más alejadas, al sur del Mar Rojo.

Serra informa

Tras regresar de París, el ministro de Defensa, Narcís Serra, llamó por teléfono anoche a los líderes de los principales partidos políticos para informarles sobre los acuerdos adoptados ayer en la reunión de la Unión Europea Occidental (UEO) celebrada en la capital francesa, según informaron fuentes oficiales a la agencia Europa Press. Además de comunicarles la postura oficial del Gobierno español sobre los últimos acontecimientos registrados en el Golfo, Serra les informó sobre las funciones que las tropas españolas desplazadas en la zona tendrían en caso de un conflicto bélico.La directiva de Defensa que dará cobertura legal a la operación militar será explicada hoy mismo a los líderes de los partidos con representación parlamentaria por los ministros de Exteriores y Defensa. El texto de la misma, además, será presentado por el Gobierno en la primera reunión que, a comienzos del mes próximo, mantendrán las comisiones de Asuntos Exteriores y Defensa del Congreso.

La compañía Cepsa llegó ayer a un acuerdo con la Administración sobre el barco de bandera iraquí Almutanabbi, al que las autoridades habían prohibido su entrada en Tenerife. Según este acuerdo, las 126.000 toneladas de crudo serán trasvasadas a otro barco en aguas internacionales.

Por otro lado, el buque Trident Arrow consiguió ayer el permiso para proceder a la descarga del resto de su mercancía de algodón, tras cambiar la bandera kuwaití por la liberiana. El barco se encontraba retenido en el puerto de Barcelona a causa del bloqueo decretado por la ONU a Irak y Kuwait.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de agosto de 1990

Más información

  • Asistencia especial para familiares de los marinos