El presidente liberiano sale ileso de un atentado

Agencias|El País
Monrovia / Madrid - 11 ago 1990 - 22:00 UTC

Los guerrilleros liberianos del Frente Patriótico Nacional evacuaron ayer el hospital de San José, el único que sigue funcionando en Monrovia, después de que un segundo obús alcanzara una de las dependencias de dicho centro sin causar víctimas, según informaciones recibidas por este diario de radioaficionados. Ayer continuó la ofensiva rebelde contra el presidente Samuel Doe, que escapó ileso de un atentado contra su automóvil.

Charles Taylor está decidido a derrocar el Gobierno de Samuel Doe antes de que intervengan las fuerzas de paz que siete países del Consejo Económico del África Occidental -Nigeria, Guinea Conakry, Gambia, Ghana, Sierra Leona, Togo y Mali- han anunciado entrarán en Liberia la próxima semana para poner fin a la guerra civil que asola este país africano desde hace siete meses.Por ello, tras haber permanecido tres semanas inactiva a unos 15 kilómetros al este de Monrovia, la guerrilla reanudó el miércoles su avance hacia el centro de la ciudad y puso bajo su control el área donde se encuentra el hospital español de San José y la mayor parte de las embajadas extranjeras, entre ellas la española.

Representantes de la columna de Taylor se presentaron el jueves en el hospital y expresaron -a su director, Justino Izquierdo, su deseo de que su equipo, integrado por quince religiosos y otros médicos seglares extranjeros, continuara, bajo su protección, su labor humanitaria.

La aparición de los rebeldes provocó entre el viernes y ayer la marcha de la mayor parte de los 300 heridos que atendía el hospital, el único que funcionaba en Liberia. Los temores a los atropellos que la guerrilla está realizando en las zonas que van cayendo bajo su influencia, se demostraron fundados cuando el viernes un pelotón de rebeldes volvió a entrar en el hospital con el propósito de llevarse a los enfermos sospechosos de pertenecer a las tribus afines al presidente Doe. La oposición de los religiosos españoles logró evitar el secuestro.

Unidad guerrillera

Ante la inminencia de la intervención militar africana, Taylor y el dirigente de la otra facción del FPN, Prince Johnson, parecen haber enterrado momentáneamente sus diferencias y unido fuerzas contra Doe.

Según los guerrilleros de Johnson, Doe logró ayer escapar ileso a un ataque de los guerrilleros contra su vehículo cuando se hallaba ante el Ministerio de Defensa. Sus fuerzas, acorraladas en la mansión presidencial, continuaron ayer el lanzamiento de obuses contra la zona del hospital, una de cuyas dependencias fue alcanzada ayer por segunda vez por un proyectil. No hubo víctimas. El hecho provocó la evacuación del personal a un centro del interior por parte de los rebeldes de Taylor, que han establecido en el hospital su nuevo centro de operaciones.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores informaron ayer a este diario que la situación en la Embajada de España en Monrovia es buena. Unos cincuenta refugiados liberianos de tribus afines a la guerrilla han abandonado en los dos últimos días la Embajada española, donde se habían llegado a concentrar más de cien refugiados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de agosto de 1990.