Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem parte de Argentina para un largo viaje en plena crisis matrimonial

, Las desavenencias del primer mandatario argentino, el peronista Carlos Menem, de 59 años, y su esposa, Zulema Yoma, de 47 años, continúan en una guerra de declaraciones, desmentidos y disputas que mantienen en vilo y escandalizan a la opinión pública. El presidente Menem debía abandonar ayer Argentina -un desperfecto en el avión retrasó la salida- para dar una auténtica vuelta al mundo que durará hasta el 9 de junio.

Las etapas del viaje presidencial serán Kenia, Malaisia, Tahití, reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Asunción de Paraguay y, como postre, la inauguración del Mundial de fútbol en Italia. No faltan los chistosos que comentan que el viaje presidencial es una ocasión pintiparada para que Menem se tome un respiro y se aleje dos semanas del infierno de su conflicto matrimonial.Desde que a primeros de mayo abandonó la residencia presidencial, situada en el barrio de Olivos, Menem duerme en diferentes lugares: pisos de amigos, un hotel de lujo y la Casa Rosada, sede del Gobierno. Esta situación ha provocado escenas dignas de una telenovela, de una versión criolla de Dallas. La prensa informó que, con motivo de la fiesta nacional argentina del 25 de mayo, el presidente tuvo que presidir la ceremonia con una réplica del bastón presidencial de mando, porque su esposa no permitió que fuera sacado de la residencia de Olivos.

En otro episodio de esta guerra de los Menem, un decreto presidencial ordenó el cese fulminante de Jorge Mazzuchelli, asesor de la primera dama. Con la misma rapidez, Zulema designó al destituido como asesor privado. Siguieron unas declaraciones explosivas de Zulema, publicadas el pasado domingo por la revista Noticias. Además de detalles de su conflicto matrimonial, Zulema esbozó una terrible perspectiva del futuro del país: "Este plan económico no resiste. Yo no voy a ser el chivo expiatorio. Ni yo ni mis hijos. Este país se va al diablo en agosto. Por ahora, el país festeja todo lo que hace Menem. ¿Pero qué va a hacer si todo el pueblo se levanta? Yo no quiero que me pase lo mismo que a la mujer de Ceausescu". Elena Ceausescu fue fusilada junto con su marido, el dictador rumano, el pasado diciembre.

A estas declaraciones Menem replicó parcialmente el pasado lunes. El presidente pasó la noche del domingo en una clínica, porque cayó en la ducha de un amigo y se lastimó una muñeca. Las primeras versiones eran que el presidente había caído de una moto. Cuando reapareció, a la salida de la clínica, y en respuesta a una pregunta sobre las declaraciones de Zulema, Menem respondió con irritación: "No contesto a ese tipo de manifestaciones, que nada tienen que ver con la realidad".

La tragicomedia siguió cuando, en la tarde del lunes, 36 horas después de aparecida la crónica de Noticias, el asesor Mazzuchelli declaró: "La señora Zulema no dio declaraciones a nadie". La réplica de la editorial fue fulminante y aseguró que dos redactores y un fotógrafo estuvieron desde las 17.00 a las 21.30 el 24 de mayo, en la quinta presidencial de Olivos, con la primera dama.

En nuevos contactos con la prensa, Menem replicó de nuevo sobre la anunciada crisis de agosto: "Quienes opinan así no tienen ni idea. Tocan de oído. En agosto vamos a estar mucho mejor". A la pregunta de si iba a investigar la veracidad de las declaraciones de su esposa, Menem respondió: "Lo lamento. Yo estoy aquí para gobernar, y no para pasarme la vida investigando. Yo no doy importancia a este tipo de expresiones, que son de una irresponsabilidad absoluta".

La guinda del día la puso la aparición de Zulema, el lunes por la noche, en el programa de televisión de Susana Giménez, considerada la mujer más popular de Argentina, entrevistó a Zulema en su programa, de máxima audiencia.

1 A pesar de los fallos periodísticos de la entrevista, la primera dama apeló a la solidaridad de las mujeres argentinas. Sin mencionar su problema matrimonial, el mensaje de Zulema quedó claro cuando dijo: "Fue muy lindo ver la solidaridad de la mujer en este momento... Es lindo porque estoy representando a la mujer argentina en este momento y lo haré siempre con todo orgullo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de mayo de 1990

Más información

  • La tempestad conyugal con Zulema Yoma inunda la prensa