Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confusión en torno al fusilamiento del jefe del ELN colombiano, Manuel Pérez

El fusilamiento del ex sacerdote español Manuel Pérez, máximo comandante del guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN), fue desmentido ayer por portavoces del Ministerio de Defensa de Colombia, que afirmaron no disponer al respecto de ningún indicio cierto. Pérez ingresó hace 26 años en el ELN con el también sacerdote español Domingo Laín y el religioso colombiano Camilo Torres, y fue fusilado por sus compañeros, según Radio Caracol (RNC).

La red de emisoras de RNC citó fuentes militares en su información sobre el fusilamiento de Pérez, que habría entregado, sin permiso del ELN, una gran cantidad de dinero a la organización terrorista ETA.Otras versiones precisaron que fue fusilado por orden de otro comandante guerrillero, también ex sacerdote y español, Nicolás Rodríguez, conocido como Gabino.

El ajusticiamiento de Pérez se habría producido antes del 20 de marzo.

Esta versión se sustenta en que un comunicado de esa fecha, divulgado hoy, ya no lleva su firma como ha sido tradicional en los últimos años, sino que está suscrito por los comandantes Rodríguez, alias Gabino, y Felipe Trujillo.

Rodríguez y Trujillo Firman una carta abierta a los familiares de 14 soldados secuestrados a mediados del año pasado en el nororiental municipio de Segovia, en la que anuncian su próxima liberación e insisten en la propuesta de humanización de la guerra al tiempo que piden al Gobierno del presidente Virgilio Barco parar la guerra sucia o "de lo contrario caerán cabezas de la oligarquía".Otra versión del diario La Prensa de Bogotá, citando fuentes de los servicios de inteligencia militar, indican que el fusilamiento de Pérez, pudo haber ocurrido como consecuencia de la pérdida de 400 millones de pesos (unos 1.200 millones de pesetas) que Pérez habría entregado sin autorización del ELN a la organización terrorista ETA.

El supuesto ajusticiamiento del cura Pérez, como se denomina genéricamente en Colombia al legendario líder insurgente, habría sido el resultado de profundas divisiones en el interior del ELN, agudizadas en octubre de 1989 a raíz del asesinato del obispo católico de Arauca, monseñor Jesús Jaramillo, de 73 años.

Diferencias entre comandantes

El asesinato del obispo Jaramillo, de acuerdo a versiones que circularon en su momento, habría sido ordenado por la facción del comandante Gabino.

Las principales divergencias entre Pérez y Gabino girarían alrededor de la táctica de la organización frente al actual momento colombiano. Mientras Pérez sería partidario de combinar la táctica de la guerra popular colombiana con una posible negociación con el Gobierno, Gabino estaría por la guerra total hasta la toma del poder.

Frente al actual proceso electoral, Pérez sería proclive a defender la línea de abstención, pero sin desarrollar acciones para sabotear las elecciones en zonas de influencia de la izquierda.

Además, los dos comandantes del ELN tendrían diferencias en cuanto a la forma de abordar el trabajo político de masas.

Mientras Pérez impulsaría la línea de mantener y ampliar tal actividad, Gabino estaría a favor de que el trabajo de masas siguiera la línea ortodoxa dependiente del aparato militar.

Una última diferencia se refiere a que Pérez estaría también a favor de una disminución del sabotaje a oleoductos (349 sabotajes entre 1986 y 1989) por todo el desprestigio que habría generado este tipo de actividad, al tiempo que Gabino impulsaría la radicalización de este método.

Manuel Pérez nació en la localidad de Alfamén, provincia de Zaragoza, el 9 de mayo de 1944, y llegó a Colombia a finales de la década de los sesenta y se vinculó al ELN en 1969.

En 1973, al morir Manuel Vázquez Castaño, primer jefe del grupo guerrillero, Manuel Pérez ascendió a cargos directivos de la organización, y a mediados de la década de los ochenta pasó a ser responsable político y efectivo número uno de la organización guerrillera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de marzo de 1990

Más información

  • Un militar asegura que el ex sacerdote español fue acusado de entregar dinero a ETA