Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lituania renace como Estado independiente

El Parlamento de Lituania aprobó ayer la declaración de independencia respecto a la URSS por 124 a favor, 6 abstenciones y, ningún voto en contra. Este Estado báltico se convierte así en la primera república que aprueba su secesión de la Unión Soviética, de acuerdo con los instrumentos legales recientemente aprobados. En la declaración se suprimió el calificativo de socialista y se adoptó un texto constitucional provisional basado en la ley de 1938.

El Parlamento lituano se declaró partidario de la independencia por 124 votos a favor, seis abstenciones y ninguno en contra. En la declaración aprobada se dice textualmente que el "Soviet Supremo de la República de Lituania, expresando la voluntad popular, ha decidido y declara solemnemente que se ha restablecido la ejecución de los pode res de soberanía que fueron mermados por las potencias extranjeras en 1940. El territorio de Lituania es uno e indivisible y ninguna Constitución de otro Estado tiene jurisdicción sobre ella". El nuevo Consejo Supremo d esta república báltica aprobó además, la adopción de una constitución provisional que esta basada en la que rigió los destinos del Estado lituano en 1938.Petición de Washington

La Casa Blanca se apresuró a difundir anoche un comunicado en el que pide al Gobierno soviético "que respete el deseo de los ciudadanos lituanos".

Lituania eligió al señalado in dependentista Vytaustas Landsbergis, líder del movimiento Sajudis, presidente de su Soviet Supremo -a partir de ayer, Consejo Supremo- y borró el calificativo de socialista del nombre oficial de la república, restableciéndose su antiguo escudo.

Landsbergis dirigente del movimiento que aglutina a los independentistas, es un especialista en música, de 57 años de edad, y su nombramiento fue coreado por los diputados con los gritos de "¡Letonia será libre. Estonia será libre!", en referencia a los otros Estados Bálticos que reclaman su independencia. Su contendiente, el jefe del Partido Comunista Lituano y hasta entonces presidente del Parlamento, Algirdas Brazauskas, también se había pronunciado por restablecer la independencia de Lituania. El resultado de la votación fue de 91 contra 42. Landsbergis propuso a Brazauskas como vicepresidente, pero éste rechazó la oferta. "No podemos ignorar los intereses de nuestros vecinos, particularmente los de nuestros vecinos al Este, pero no pediremos permiso a nadie para dar los pasos que creamos necesarios" ' dijo Landsbergis refiriéndose a la Lituania independiente de la URSS.

Brazauskas, por su parte, declaró que la proclamación de la independencia seguramente "será contagiosa para otras repúblicas", particularmente para Letonia y Estonia. Aunque "algunas pueden seguir nuestro ejemplo", dijo el líder comunista, "un gran Estado, como la Unión Soviética, no se desmoronará fácilmente".

"Expresando la voluntad popular, el Soviet Supremo de la República de Lituania decide y proclama solemnemente el restablecimiento de los derechos del Estado lituano, aplastados por un poder extranjero", se dice en el Acta de la Independencia votada por el Soviet Supremo. El Soviet Supremo de Lituania, en su llamamiento a Gorbachov, manifiesta que no se opondrá a la presencia temporal de las tropas soviéticas hasta que se negocie su situación. Sin embargo, no podrán realizar maniobras.

Se ha restablecido el antiguo escudo lituano, en el que aparece un cruzado con una espada y un escudo. Kaziemiera Prunskiene encabezará por el momento el Gobierno, que antes estaba presidido por un comunista.Mientras tanto, en Estonia está reunido el Congreso de Estonia, la primera institución elegida fuera de las estructuras del poder soviético desde 1940. El Congreso, con 499 miembros, de los cuales 35 representan a los emigrantes estonios, tiene como meta restablecer el Estado independiente, que, como el lituano, existió desde 1918 hasta 1940.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de marzo de 1990

Más información

  • El nacionalista Landsbergis, presidente del nuevo Parlamento