EL BLOQUEO DE PUERTOS ANDALUCES

Gobierno, patronal y sindicatos presionan a los pescadores para desbloquear el puerto algecireño

Los pescadores que mantienen el bloqueo en el puerto de Algeciras recibieron durante la jornada de ayer fuertes presiones desde el exterior para que depongan su actitud. Navieras de transporte de pasaje y de mercancía, el secretariado regional de pesca de UGT, así como las distintas autoridades locales, regionales y nacionales implicadas en el conflicto, solicitaron el desbloqueo inmediato del puerto. Los pescadores, muy nerviosos tras la intervención de la Guardia Civil en Málaga a bordo de barcos de la Armada, mantuvieron, sin embargo, su decisión inquebrantable de incomunicar el puerto algecireño del resto del mundo.

Todos estos colectivos, que ejercieron la presión a distintos niveles, consideran suficiente logro el que oficialmente, y con el apoyo del Gobierno marroquí, se haya convocado para el próximo día 19 en Rabat una reunión de la comisión mixta CE-Marruecos de seguimiento del tratado de pesca.Según Antonio Márquez, responsable de pesca de UGT en Andalucía, "las cofradías han llevado a los pescadores al picadero, y los han llevado engañados", refiriéndose a la persistencia de estos últimos en su postura de fuerza. Por su parte, el comité local del PSOE en Algeciras abandonó ayer el encierro que mantenía en su sede en solidaridad con los pescadores y se mostró a favor del desbloqueo del puerto.

José Arana, presidente de la junta del puerto de Algeciras y concejal del PSOE en el ayuntamiento, que presentó su dimisión como responsable del citado organismo portuario el miércoles, señaló ayer que reconsideraría su postura "sólamente si puedo contribuir a introducir elementos de racionalidad en el conflicto". Para Arana, "los pescadores deben reconsiderar su postura respecto a los dos buques portacontenedores que se encuentran retenidos en el puerto desde el inicio del bloqueo y que están sufriendo importantes pérdidas". Calificó de muy incierto" el futuro inmediato del puerto de Algeciras si persisten los conflictos laborales.

Precisamente, las compañías establecidas en el puerto algecireño efectuaron ayer diversos contactos y fuertes presiones ante los dirigentes de la cofradía de pesca y ante la Administración y ya cuantificaron algunas de ellas sus deudas en más de 700 millones de pesetas.

Seguridad

Los pescadores insistieron ayer en que su principal reivindicación no es la rebaja de las multas que impone Marruecos, sino la seguridad para trabajar en los caladeros de aquel país.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La lectura por radio de un comunicado de la Dirección General de Relaciones Pesqueras Internacionales, en el que se demandaba a los pescadores el desbloqueo del puerto de Algeciras, así como el restablecimiento de la normalidad en el resto de puertos, no supuso ningún cambio en la actitud de los pesqueros que siguen bloqueando el puerto de Algeciras. El comunicado argumentaba en su solicitud que así se podría .propiciar un resultado positivo de la reunión de la comisión mixta CE-Marruecos".

Por otra parte, los pescadores de Motril (Granada) que fueron expulsados del puerto de Málaga el pasado jueves tras una contundente actuación de la Guardia Civil apoyada por buques de la Armada, intentaron ayer repetidas veces bloquear de nuevo el puerto, informa Elena B. Castilla. Consiguieron situarse en la bocana, pero la rápida intervención de dos fragatas y dos patrufieras impidió que el puerto quedara de nuevo bloqueado.

Siete miembros del Cuerpo Nacional de Policía resultaron heridos -uno de ellos, de gravedad- ayer en Almería en los enfrentamientos protagonizados por grupos de pescadores apoyados por sus mujeres y vecinos, informa Ángel González. Al menos siete personas fueron detenidas.

En el puerto de Huelva, cuatro barcos que contienen sustancias inflamables se encuentran bloqueados, informa .

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS