CIENCIA

Telefónica y el puerto de Barcelona, favorecidos por el tercer programa europeo de investigación

TASIO CAMIÑAS El III Programa Marco de Investigación y Desarrollo (I+D),será ratificado por el Parlamento Europeo en las próximas semanas. Para el período 1990-1994, el Consejo deMinistros de la CE ha aprobado un presupuesto de 5.700 millones de ECU (alrededor de 750.000 millones de pesetas). Este programa pone un especial énfasis en el conocimiento de los fenómenos medioambientales y en el desarrollo de industrias limpias. Según el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Juan Rojo, que ha participado en la discusión del mismo, este programa es positivo para España.

La Comunidad Europea invertirá en investigación en el período 1990-1994 los 5.700 millones de ECU de nueva asignación más otros 3.125 millones que proceden del anterior programa marco. Esto quiere decir que la CE destinará, más de un billón de pesetas en investigación y desarrollo tecnológico. La característica más importante de este programa respecto a los anteriores es que es deslizante, es decir, el cuarto programa marco se discutirá en 1992 y quedará incrustado en el tercer programa, que ahora se aprueba. Este sistema se aplicará también en el Plan Nacional de Investigación. a partir de 1991.El III Programa Marco de I+D incide en el desarrollo de investigaciones dentro del campo de las tecnologías de la información, las telecomunicaciones, la microelectrónica, la robótica y los nuevos materiales, lo que los expertos llaman tecnologías incentivadoras, en las que están interesadas las grandes empresas europeas. Este apartado se lleva el 55% del total de los presupuestos (unos 3.110 millones de ECU). Dentro de los proyectos englobados en el programa Esprit, España ha conseguido unos retornos del 5%, según Rojo.

En breve se va a poner en marcha un proyecto de interés para España, el Asic, que dispondrá de nueve millones de ECU, de los cuales nuestro país recibirá 2,7 millones. El socio mayoritario de este proyecto es Telefónica, aunque también participan en él el consorcio del puerto de Barcelona y empresas de Francia, Italia, RFA y Portugal. El programa pretende crear, mediante el uso de la informática y los sistemas de transmisión de datos más avanzados, grandes espacios inteligentes en aeropuertos, grandes centros comerciales, puertos, etcétera.

Otro proyecto novedoso y de interés para las empresas españolas se llama Jessi, y pretende desarrollar tecnologías de semiconductores de nueva generación, sobre todo en el sector de la miniaturización. Se está negociando la participación en él de empresas pequeñas y medianas de todos los países de la CE.

Carreteras más seguras

Dentro del sector de los nuevos materiales se iniciará un proyecto para crear nuevas variedades de hormigón. Se persigue con esto que las carreteras del futuro sean más seguras y menos ruidosas. El presupuesto del proyecto, inmerso en el programa Brite-Euram, es de un millón de ECU, y España recibirá un retorno del orden de un 35%. Participan, por España, Dragados, Geocisa, la universidad Politécnica de Barcelona y el Instituto Eduardo Torroja, del CSIC, junto a empresas y centros de la RFA y Holanda.

El segundo gran apartado de este programa marco se refiere a los recursos naturales. La CE ha incrementado su interés por conocer qué fenómenos están incidiendo en los cambios climáticos y en el deterioro del medio ambiente.

Otro de los proyectos estudiará los procesos de la desertificación y los fenómenos que la provocan. Estas investigaciones se harán en un área de Castilla-La Mancha, en la provincia de Albacete. Participarán en las mismas el Instituto Nacional de Meteorología, la universidad de Valencia, la universidad Complutense de Madrid y la universidad Libre de Berlín, junto a otros centros de Francia, Holanda, Reino Unido, Italia y Dinamarca. El proyecto cuenta con un fondo de 700 millones de pesetas.

En este apartado se incluyen también las tecnologías relacionadas con los seres vivos (biotecnología, agro alimentación, biomedicina y salud) y la energía. Este segundo bloque se lleva el 36% del presupuesto, es decir, alrededor de 2.500 millones de ECU.

El tercer gran apartado del nuevo programa marco se refiere al aprovechamiento de los recursos humanos. La Comisión Europea presentará propuestas concretas sobre este y otros aspectos, pero, en definitiva, lo que se pretende es facilitar la movilidad de los científicos entre centros e industrias europeos. "Los países de la CE, y también España, están muy interesados en que los científicos del este europeo vengan al oeste de Europa y no se vayan a Estados Unidos aprovechando el movimiento social que se está produciendo en esos países", comentó Rojo. Para facilitar los intercambios de científicos entre centros de investigación y empresas se van a emplear unos 520 millones de ECU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de marzo de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50