Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presupuestos fijan una subida salarial del 6% para los funcionarios

El Consejo de Ministros aprobó ayer los Presupuestos Generales del Estado para 1990, junto al real decreto de cotizaciones a la Seguridad Social. El objetivo de déficit público para este año es que la diferencia entre los ingresos y gastos del Estado se sitúe en el 1,6% del producto interior bruto (PIB), lo que supone una cifra de 791.000 millones de pesetas. También se acordó una subida del 6% en los sueldos de los funcionarios y contratados públicos. El ministro de Economía, Carlos Solchaga, emplazó ayer a las fuerzas sociales a alcanzar un acuerdo para mejorar la competitividad de la economía española.

Carlos Solchaga afirmó que "éstos son unos presupuestos no expansivos y moderadamente restrictivos, en la misma línea de la política monetaria". Permitirán, según el ministro, contribuir a "reducir la demanda interna y las tensiones en los precios". El objetivo último es la competitividad de la economía española en la perspectiva del mercado interior europeo", lo que Solchaga calificó de asunto de supervivencia".El esfuerzo en 1990 en el sector público consiste en situar el déficit en un 1,6% del PIB, estimado en 49,5 billones de pesetas. Este porcentaje arroja una cifra para la diferencia entre los ingresos y gastos del Estado de 791.000 millones de pesetas, frente a los 775.000 millones del pasado ejercicio (1,7% del PIB).

Según los presupuestos aprobados ayer, que serán remitidos a las Cortes el próximo 1 de marzo para su aprobación definitiva, el gasto público total -Estado, organismos autónomos y Seguridad Social- crece este año un 10,3% sobre la cifra final de obligaciones contraídas el pasado ejercicio. Considerado sólo el Presupuesto del Estado, el crecimiento previsto para 1990 es del 8,9%.Dentro de las partidas concretas del presupuesto aprobado por el Consejo de Ministros, el mayor porcentaje del gasto lo representa la aportación a la Seguridad Social (13,6% del total), seguida de los intereses de la deuda pública (12,7%), Defensa (7,6%) y aportaciones a las comunidades autónomas (8,5%). Le siguen Educación (7,7%), aportaciones a las corporaciones locales (6,7%) y pensiones (4,7%). En cuanto a los ingresos, el crecimiento previsto para este año es del 10,7%.Según el acuerdo adoptado ayer por el Gabinete, los salarios de funcionarios y contratados de la Administración aumentarán el 6%, junto a una cláusula de revisión si la inflación supera el 5,7%.En cuanto a los sueldos de los altos cargos, el Ejecutivo los fijó así: 9,9 millones de pesetas cobrará el presidente del Gobierno, 9,3 millones el vicepresidente y 8,7 millones para los ministros ,

Páginas 55 a 51

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 1990

Más información

  • El Gobierno reducirá el déficit público hasta el 1,6% del PIB, situándolo en 791.000 millones