Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Márquez Reviriego, premio Espejo de España con la obra 'El desembarco andaluz'

'¿Cruzada o guerra civil', de José' Andrés Gallego, resultó finalista

El periodista y escritor Víctor Márquez Reviriego, de 53 años, resultó anoche ganador del 16º Premio Espejo de España, convocado por la editorial Planeta y dotado con tres millones de pesetas, con la obra El desembarco andaluz. Resultó finalista ¿Cruzada o guerra civil? (y lo que hubo detrás de esas palabras), de José Andrés Gallego.

El jurado, tras la dimisión el año pasado de Enrique Múgica y Javier Tusell, que no estuvieron de acuerdo con el fallo final del jurado que otorgó el premio a Ricardo de la Cierva, estaba compuesto por el editor José Manuel Lara Hernández, el director de la Real Academia Española, Manuel Alvar y los catedráticos Juan Velarde Fuertes, José Alcalá-Zamora, Antonio Prieto, Agustín Sánchez Vidal, Rafael Borrás y Manuel Lombardero. Como en varias ocasiones precedentes en este premio, el nombre del ganador, que se presentó bajo el seudónimo Matías Romero y con el título La España ecuestre, circulaba en los corrillos antes de que se supieran las votaciones.El desembarco andaluz es un ensayo en clave irónica sobre la moda de Andalucía que se produce en la España contemporánea, no sólo en el campo de la política sino que abarca fenómenos como la gastronomía, el baile, la música, etcétera. "Hasta en el Escorial, lugar severo y felipino, hay una feria de abril", recordó Márquez Reviriego, quien subrayó que "esta moda andaluza ha hecho de Machado un poeta oficial y de García Lorca un poeta ecuménico". El tópico, vino a decir, es en definitiva una verdad generalizada, y se produce cuando alguien ya no siente la verdad a la que ese tópico responde: entonces se convierte en tópico.

Iglesia y franquismo

Según explicó el catedrático Juan Velarde, la obra finalista, de José Andrés Gallego, es "un libro sólido, bien construido, que supone un estudio histórico sobre las difíciles relaciones que mantuvo la España franquista con la Iglesia española durante los años comprendidos entre 1936 y l942". De allí salen célebres episodios, como el problema del joven Tobías, las discusiones del grupo de Arriba España, etcétera. Velarde agregó que la pareja igualdad de las dos obras finalistas, que arrojó una séptima votación de cinco a dos supuso un placer intelectual.El fallo del Espejo de España, que al igual que los otros premios convocados por la editorial Planeta y el Ateneo de Sevilla, motivó la misma masiva asistencia de periodistas, escritores de la editorial y gente del espectáculo y de la televisión, sufrió una ligera merma a causa del partido de fútbol entre el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona, con un resultado del que el editor tuvo a gala pormenorizar en la conferencia de prensa que siguió al premio.

"Lo que pasa es que ustedes son muy listos", dijo el editor José Manuel Lara cuando se le preguntó por qué en los premios de su editorial el nombre del ganador es a menudo conocido por los periodistas antes de que se produzcan los fallos. Según dijo, ello se debe a que los periodistas realizan sondeos entre los miembros del jurado, que son conocidos, "y que tienen la boca caliente", y así averiguan cuáles son los favoritos.

Víctor Márquez Reviriego, que exhibió el buen humor y erudición del que están inundadas sus crónicas periodísticas, respondió a varias preguntas sobre la eventual presencia de miembros del Gobierno de Felipe González en su libro y de otros personajes. "He escrito tanto de política que no sé quién queda bien o quién queda mal". Según dijo, sus personajes favoritos de la política nacional son Manuel Fraga y Alfonso Guerra. A su juicio, "el género periodístico más auténtico es hoy en día la entrevista falsa". Se mostró asombrado de "hasta qué punto la gente pierde el culo por salir en los medios de comunicación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 1990