Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valladolid, sitiada por el dióxido de nitrógeno que echa la fábrica Nicas

Los vallisoletanos desconocen el elevado y potencialmente peligroso índice de contaminación atmosférica por dióxido de nitrógeno (NO2), que soportan todo el ano y desde hace 40, producido por la factoría Nitratos de Castilla (Nicas). Según el Instituto Nacional de Toxicología, la inhalación continuada de este gas puede provocar molestias respiratorias, edemas pulmonares agudos, cefaleas, vértigos, hipotensión arterial y bronquiolitis.Una querella criminal por delito ecológico contra Nicas, admitida a trámite meses atrás y que ha sido ampliada ahora, apunta como responsables al alcalde de Valladolid, el socialista Tomás Rodríguez Bolaños, y al delegado del Gobierno Domingo Ferreiro. Este ha argumentado que las competencias son de la Junta de Castilla y León.

El jefe del servicio de neumología del hospital Pío del Río Hortega, José Luis Carretero, admite que el 46% de los pacientes ingresados con enfermedades respiratorias tiene problemas de bronquitis, asma y enfisema. Y reconoce que sobre un 40% de los enfermos bronquíticos crónicos graves no suele sobrevivir más allá de cinco años.

Página 26

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de enero de 1990