Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo Rivera acusa a EE UU de torturar a la testigo de la matanza de jesuitas

San Salvador

El arzobispo de San Salvador, Arturo Rivera y Damas, acusó ayer a Estados Unidos de "torturar y lavar al cerebro" a Lucía Barrera, testigo del asesinato de seis jesuitas -cinco españoles y un salvadoreño- el pasado 16 de noviembre.

Barrera se encuentra en Estados Unidos donde está siendo interrogada por investigadores estadounidenses. El arzobispo dijo que agentes del FBI (policía federal de EE UU) "han torturado" a la testigo "para que negara la verdad".

La salvadoreña declaró en un principio ante un juez salvadoreño -antes de huir bajo protección a Estados Unidos- que los autores de la matanza de los seis religiosos, además de la cocinera de la residencia y de su hija, . eran hombres vestidos con uniforme militar". El presidente Alfredo Cristiani dijo hace poco, que la testigo admitió ante los agentes del FBI que había "declarado en falso" en El Salvador.

En su homilía de ayer, y con un tono malhumorado, el arzobispo Rivera afirmó que la testigo había sido "sometida a un lavado de cerebro y chantajeada con deportarla si decía la verdad" por los agentes del FBI que la interrogan en algún lugar de Miami.

Rivera y Damas añadió que será necesario dialogar con el gobierno norteamericano por este hecho desagradable, que fue una manera de anular la voluntad de la testigo". El arzobispo dio a a entender que en los interrogatorios de Barrera podría haber participado, de forma indirecta, el Ejército salvadoreño.

Un abogado estadounidense de la Compañia de Jesús aseguró que el FBI sometió a "un violento y agresivo" interrogatorio a Barrera, lo que provocó, ante la presión psicológica, que se retractara en sus declaraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 1989