Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACÍA UNA NUEVA EUROPA

El régimen de la RDA ofrece a la oposición una 'mesa redonda' sobre las elecciones

El fin del monopolio del poder ejercido por el partido comunista (SED) de la República Democrática Alemana parece estar próximo. Los nuevos líderes de Berlín Oriental propusieron ayer a los grupos de la oposición la celebración de una mesa redonda, básicamente, para diseñar el proceso que conduciría en breve plazo a la celebración de unas elecciones libres que -según todos los indicios- desalojarían a los comunistas del poder. Para ello, la Cámara del Pueblo tendrá primero que cambiar el artículo primero de la Constitución de la RDA, que consagra el liderazgo del SED.

Según el comunicado difundido por la agencia oficial ADN, el Buró Político del SED, compuesto en la actualidad tan sólo por nueve miembros, "ha propuesto que los partidos políticos unidos en la coalición gubernamental deben iniciar una mesa redonda con las fuerzas políticas del país". Los temas a tratar, según la nota, deberían ser la redacción de una ley electoral, la organización de los futuros comicios y la discusión de los cambios que sufriría la Constitución.El Politburó no especificaba ni la fecha para esta ronda de negociaciones ni tampoco los grupos opositores que serían invitados a esta mesa redonda. Se da por supuesto que el más conocido de todos ellos, Nuevo Foro, cuya militancia se cifra ya en más de 200.000 personas, será uno de los participantes destacados.

De entre los muchos otros pequeños grupos que han surgido en la ola de protestas iniciada en a mediados de verano, los que cuentan con mayor presencia son: Despertar Democrático, que tiene previsto su congreso fundacional y su conversión en partido político el próximo 15 de diciembre y cuyo líder, Reiner Eppelman, ya ha indicado su disposición a participar en la mesa redonda; Democracia Ahora, y el Partido Socialdemócrata SDP que ha establecido ya vínculos con la internacional socialista y con sus correligionario s de la otra Alemania.

Debate

Nuevo Foro -cuyos principales dirigentes se debaten entre convertirse en un partido político o transformarse en una organización por encima de la lucha política que se encargaría de supervisar los temas de derechos humanos- ya se había manifestado el miércoles, en boca de uno de sus más significados portavoces, Sebastian Pflugbeil, por la necesidad de aplazar el proceso electoral hasta que los grupos político hayan tenido tiempo de organizarse y las condiciones constitucionales garanticen el acceso al poder de quienes ganasen los comicios.

Según una encuesta efectuada recientemente, Nuevo Foro se halla actualmente en cabeza de las preferencias de los ciudadanos de la RDA, alcanzando un porcentaje del 22% de posibles votantes. A continuación se encuentra uno de los cuatro partidos del bloque aliado al SED, que han permanecido satelizados durante toda la vid del régimen pero que empezaron a desmarcarse recientemente de sus mentores. Se trata del partido liberal (LDPD) de Manfred Gerlach, el gran derrotado en la elección del presidente de la Cámara del Pueblo y uno de los protagonistas de las primeras críticas al defenestrado Erich Honecker.

El aún gobernante SED sólo consigue aparecer en el tercer lugar de esta encuesta con no más de un 14%

Los otros tres partidos del bloque, el Campesino cuyo presidente Gunter Maleuda ocupa la presidencia de la Cámara, el Democristiano (CDU) y el Nacional (NDPD), no aparecen en la encuesta.

Dentro de las similitudes que se vienen produciendo en todos los procesos democratizadores en la Europa del Este, la propuesta del buró político del SED no puede sino recordar lo sucedido en Polonia, con la diferencia de que allí la oposición estaba claramente definida y organizada tras más de una década de lucha y el otro interlocutor del partido comunista fue la Iglesia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 1989