HACIA UNA NUEVA EUROPA

Un enviado de Bonn prepara la 'cumbre' Kohl-Krenz

Rudolf Seiters, ministro de la Cancillería de la República Federal de Alemania, llega hoy a Berlín Oriental para entrevistarse con el jefe del Estado de la República Democrática Alemana, Egon Krenz, y preparar la cumbre entre éste y el canciller federal, Helmut Kohl. En Bonn, sin embargo, se evita sugerir y menos aún fijar una fecha para tal encuentro. Los análisis que se hacen en medios gubernamentales federales tienden a concluir que Krenz tiene los días contados, y, en todo caso, no más allá del congreso extraordinario del partido comunista (SED) que se celebrará a mediados del próximo mes de diciembre.

Dos son los frentes a los que tiene que enfrentarse el liderazgo del SED. Por un lado, la revitalizada Cámara del Pueblo inicia hoy sus trabajos, entre los que se encuentra la revisión constitucional. Es dificil averiguar el alcance que pueda tener ésta, pero el actual primer ministro y auténtico hombre fuerte del Estado, el reformista Hans Modrow, se refirió recientemente a "un referéndum constitucional", lo que podría entenderse como que la Cámara emprenderá una auténtica tarea constituyente. Si esto es así, el artículo primero de la actual Constitución de la RDA, que adjudica al SED el papel dirigente, debe desparecer.Por otra parte, confórme se desvela el amplísimo grado de corrupción al que llegó el Estado, las tensiones en el interior del partido se agudizan cada vez más y, ante la cercanía del Congreso extraordinario, no se descarta que se produzca una escisión en el SED entre socialdemócratas, refórmistas y la vieja guardia, conocida popularmente como "cabezas de hormigón".

El corresponsal de la agencia Reuter en Berlín Este, Martin Nesirky, consiguió ayer una entrevista con el jefe de la policía política de la RDA, la temida Stasi. Wolfgang Schwanitz, que ha sido nombrado ministro de Seguridad Nacional, accedió a hablar con el periodista en un rincón de la Cámara del Pueblo poco después de ser confirmado en su puesto. Schwanitz aseguró que las fuerzas de la policía política se reducirían en 5.000 hombres.

"Esté seguro de que esto no volverá a suceder nunca rnás", contestó Schwanitz al serle recordado los incidentes del pasado 7 de octubre, cuando sus hombres reprimieron brutalmente las manifestaciones que coincidieron con el 40 aniversario de la fundación de la RDA. El ministro de Seguridad Nacional indicó que su departamento se concentraría "puramente en lo que se entiende como seguridad nacional". "Quiero distinguir claramente", dijo, "entre perseguir disidentes y combatir actividades anticonstitucionales".

Tres millones de turistas

Por otra parte, según fuentes de Bonn, el número total de visitantes de la RDA durante este fin de semana se cifraría en torno a los tres millones. Estas mismas fuentes expresaron su satisfaccion por el buen funcionamiento de las medidas tomadas y por la apertura de nuevos pasos que han impedido que se repitiera la situación caótica del fin de semana pasado. Pese al éxodo, decenas de miles de personas se concentraron en Berlín Este y Dresde para pedir elecciones libres y el fin del monopolio del partido comunista.

En Berlín Occidental, a donde llegaron más de un millón de alemanes orientales, se está produciendo también una llegada masiva de turistas de la RFA y de otros países de Occidente deseosos de asistir a este momento histórico. Como ejemplo de esta curiosidad valga la noticia de que una empresa norteamericana ha comprado diez toneladas de pedazos del muro que fueron enviados primero a Hamburgo por carretera y de allí en avión a Chicago con destino a coleccionistas.

Los días que preceden a la Navidad prometen ser políticamente desbordantes en la vieja capital del Reich. Además de turistas y curiosos, por una parte, el SED tiene previsto el día 15 su Congreso extraordinario y ayer, el grupo opositor Despertar Democrático anunció también para esta fecha su congreso constituyente y su transformación en partido político. Mientras esto es lo previsto en el Este, el Partido Socialdemócrata de la República Federal Alemana (SPD), cuyo congreso debía celebrarse en Bremen el día 18, ha decidido aprovechar el auge que los últimos acontecimientos han otorgado a su venerable presidente, Willy Brandt, y al carismático alcalde de Berlín Occidental, Walter Momper, para celebrar la reunión en la antigua capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50