Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Europea retrasa la aprobación del programa de desarrollo de la Carta Social

La Comisión Europea decidió retrasar al lunes la aprobación del programa de desarrollo de la Carta Social propuesto por la comisarla Vasso Papandreu. El debate iniciado ayer quedó inconcluso por falta de tiempo, pero fue una buena muestra de las opiniones encontradas sobre el texto. Las mayores dificultades políticas se centran en los derechos de participación y consulta de los trabajadores en la empresa.

La postura de ciertos comisarios, entre ellos el británico Leon Brittan, es que en este aspecto no haya ningún tipo de regulación o recomendación comunitaria.El programa de desarrollo de la Carta Social será sometido al Consejo de Ministros de Asuntos Sociales el próximo día 30, antes de ser elevado a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de Estrasburgo, los días 8 y 9 de diciembre. El objetivo de este paquete de medidas es compensar por la vía de compromisos, adquiridos el carácter no vinculante de la Carta Social, concebida para ser aprobada como una declaración solemne.

El programa de acción de la Comisión Europea recuerda que la regulación de muchos de los aspectos de la Carta Social será competencia de las legislaciones nacionales. En otros casos, la propuesta se limita a una simple recomendación o comunicación, como es el caso de los principios referidos a protección social, derecho de guarderías y residentes en regiones fronterizas.

Esta fórmula de recordatorio moral, sin carácter jurídico vinculante, es también la vía elegida para fijar el salario mínimo o renta mínima asegurada, aunque algunos comisarios, como el español Abel Matutes, defienden que este tema pertenece exclusivamente a la decisión de cada Gobierno.

El derecho de información, consulta y participación de los trabajadores en la empresa es el que despierta más confrontación. Existe una oposición clara a la propuesta de la comisaria Vasso Papandreu, dirigida a. aprobar las directivas sobre participación y estatuto de la sociedad europea. La Comisión quiere generalizar a toda la CE el principio de participación de los trabajadores, incluido el derecho a una parte de los beneficios, en las empresas que tengan "una dimensión importante".

Las restantes iniciativas para asegurar la política de cohesión social como complemento al mercado único se refieren a los aspectos siguientes:

Tiempo de trabajo. Propuesta de directiva para fijar condiciones mínimas de duración máxima de lajornada laboral, descansos, trabajo nocturno y horas extraordinarias.

Contratos de trabajo. Actualización de las propuestas sobre trabajo a tiempo parcial y contratos temporales.

Libre circulación. Propuesta para garantizar la igualdad de trato en las condiciones laborales de los trabajadores de obras públicas.

Seguridad Social. Estudiar la homogeneización de los diferentes sistemas nacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989

Más información

  • Problemas por la participación de los trabajadores en la empresa