Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un rayo de esperanza

El conflicto de la universidad de La Laguna divide a los estudiantes, a los profesores y a las dos provincias

El cierre de la universidad de La Laguna (Tenerife), que se mantiene en principio hasta el próximo día 16, está acarreando graves perjuicios a alumnos de esta universidad y a un sector del profesorado. El estudiantado se ha dividido y una asamblea permanente ha organizado un plan de movilizaciones para forzar la reapertura de la universidad tinerfeña, mientras un colectivo de docentes que muestra su apoyo al claustro de La Laguna discrepa de las pretensiones de los primeros. El nombramiento de Juan Manuel García Ramos como titular del departamento de Educación de la comunidad autónoma abre una vía de esperanza en el conflicto que ha enturbiado en los últimos meses la vida académica en el archipiélago.

Las re.laciones entre las dos uníversidades de la región (la de La Laguna, en Tenerife, y la de Las Palmas -de reciente creación-, en Gran Canaria) están completamente rotas. La dimisión del anterior consejero del ramo, Enrique Fernández Caldas, disconforme con la aplicación de la polémica ley de Reorganización Universitaria de Canarias (LRUC), había creado un vacío importante en la enseñanza superior de las islas.Un portavoz de la citada asamblea permanente de estudiantes declaró a EL PAIS: "El paro en la universidad sólo repercute negativamente en los estudiantes, que hernos pagado nuestras matrículas y ne estamos recibiendo clases, porque los profesores continúan cobrando su suelodo como si nada ocurrie:ra". Una representación de la asarriblea se entrevistó días pasados con Garcia Ramos, después de que los estudiantes sacaran los pupitres a la calle para protestar por la huelga. 'El nuevo consejero no fúe capaz de facilitarnos la fecha en que se: restablecerán las clases. Muchos de nuestros compañeros se han trasladado con apuros económicos desde Las Pal mas para estudiar en La Laguna y no pueden permitirse el lujo de perder lantas clases", indicó dicha fuente.

', Yo no soy ningún Tejero", de claró Alberto Bethencour, el rec tor de la La Laguna,- que pre sentó su dimisión, aún no aceptada, a. comienzo de curso, tras recibir un requerimiento del hasta hace pocos días consejero de Educación en funciones, Luis Hernán dez, en el que le actisaba de ser un "reo de sedición", por mantener cerrada la universidad. El nuevo titular ¿el departaniento ha dicho que preSere utilizar el diálogo antes que los requerimientos.

En niedio de esta controversi en el seno del alumnado, GarcíaRamos ha iniciado una ronda de conversaciones con los rectores de La Laguna y Las Palmas, para tratar de mediar en el contencioso. Bethencourt sostiene que 1a única salida es la suspensión de la ley" hasta que se pronuncie el Tribunal Constitucional, para evitar efectos irreversibles en su aplicación, y defiende la autonomía universitaria porque "a una uráversidad n.o se le puede obligar a ceder parte de sus centros siri su consentimiento".

Vía judicial

De otra parte, profesores de las escuelas universitarias de ingeniería técnica agrícola y de arquitectura técnica de La Laguna. (centros que dependían de la universidad de Las Palmas y que han. sido readscritos por la LRUC a la de La Laguna) se han dirigido al diputado del común, Luis CobieHa, para recabar su intervención en defensa de sus intereses. "Si es necesario acudiremos a los tribunales para que no se nos maltrate", señaló uno de los afectados, que prefirió conservar el anorámato. Estos profesores han dejado de percibir sus salarios al no haber aceptado aún La Laguna los centros a que pertenecían, si bien han recibido garantías de la universidad y del Gobierno autónomo de que cobrarán sus nóminas.

La Laguna no acepta el contenido de la LRUC, recurrida ante el Tribunal Constitucional, por considerar que vulnera normas básicas de ámbito nacional, -tales como la LRU y la ley de Presu puestos Generales del! Estado. A pesar de todo, el Gobierno autó nomo se resiste a stispender la aplicación de la norma canaria, y el mirtistro de Educación Javier Solana, ha manifestado que su departamento no piensa plasitear conflicto de competencias.

Las Palmas, paralizada

Gonzalez Pérez Meliá, secretario general de la universidad de Las Palmas, cuyos responsables se consideran perjudicados por la inactividad de La Laguna, afirma que la actitud de la universidad tinerfeña está impidiendo la tramitación de expedientes de alumno y la constitución de tribunales de oposición en Las Palmas.La urilversidad de este distrito ha expuesto al nuevo consejero su interés por que se convoque con urgencia el consejo universitario regional, cuya reunión fue aplazada en el mes de octubre pasado.

Gonzalo Pérez Meliá entiende que la negativa de la universidad de La Laguna a participar en este órgano consultivo está afectando a las dos universidades, ya que ello ha bloqueado la aprobación en el Parlamento regional de la revisión anual del plan universitario de Canarlas (PUC), que prevél una inversión de 30.000 millones de pesetas.

"Si antes de final de año no se da.luz verde al PUC, no sé lo que va a pasar con las obras que ya tenemos iniciadas", indicó.Además, Las Palmas sol¡cita lit creación de las facultades de Derecho, Geografía e Historia, Medicina y Filosofla, así como la readscripción de la escuela universitaria de enfermería..

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de noviembre de 1989

Más información