Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes socialistas europeos buscan una respuesta al reto de los países del Este

Felipe González afirmó ayer en Milán, citando a François Mitterrand,que lo que está ocurriendo en los países del Este europeo es lo más importante históricamente desde la II Guerra Mundial hasta hoy. El presidente del Gobierno español participó en una reunión a puerta cerrada de tipo informal de 23 líderes eurosocialistas como preparación del consejo de la Internacional Socialista (IS) que se celebrará el próximo día 20 en Ginebra. La reunión estuvo consagrada a debatir cuál debe ser el papel de los socialistas europeos occidentales frente al terremoto político que está teniendo lugar en el bloque soviético y a una velocidad difícil de seguir.

En la reunión, celebrada en el curioso escenario del Museo de la Ciencia y de la Técnica, entre viejos automóviles y relojes supermodernos, organizada por el secretario general de los socialistas italianos, Bettino Craxi, participaron, entre otros, Willy Brandt, Luis Ayala, Jacques Delors, Guy Spitaels, Franz Vranitzky, Jean-Pierre Cot, Sten Anderson Pierre Mauroy, Hans-Jochen Fogel, Jorge Sampaio y Neil Kinnock.González mantuvo al llegar, en la tarde de ayer, un encuentro de media hora con el ministro de Exteriores italiano, Gianni de Michelis, y después en un rincón del hotel Plaza con Willy Brandt durante otra larga media hora. Los italia nos, viendo cómo Brandt abrazaba a González y cómo éste le llamaba familiarmente Willy, susurraban que el líder español iba a ser su sucesor en la IS.

Acosado por los periodistas, Felipe González, calificó de "históricos" los resultados de las elecciones españolas, que consideró más importantes que los de 1982 porque se han conseguido "tras haber gobernado en un periodo de crisis económica". Confirmó que el presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, visitará España la próxima primavera y dijo sobre los problemas de independentismo en ese país que cualquier tipo de desmembramiento territorial amenazará gravemente a la peretroika. Refiriéndose a Nicaragua señaló que ha instado al Congreso de EE UU a que desvíe los fondos destinados a la contra para el realojarniento de los refugiados y a favor de la paz.

Sobre el tema del debate milanés, que acaba hoy con una rueda de Prensa de Brandt y Craxi, éste último afirmó que la IS tiene en este momento "grandes y especiales responsabilidades" frente a lo que está sucediendo en los paises del Este donde, dijo Craxi: "está en crisis un viejo sistema, pero sin que existan aún las bases y las estructuras que puedan sostener otro completamente nuevo". Añadió que se pasará por una transición delicada y difícil, pero que en su opinión "los conservadores no tienen ninguna posibilidad real de cambiar el curso de las cosas", y que, si acaso, podrán "obstaculizarlo y frenarlo".

Claudio Martelli, vicepresidente del Gobierno italiano y vicesecretario del PSI, comentó que la reunión tiene como finalidad "enfocar una situación que podría apellidarse ya como pos-Yalta".

Petición de Hungría

La noticia de la petición oficial del nuevo Partido Socialista de Hungría de entrar a pleno título en la IS fue uno de los temas de análisis, mientras Craxi recordaba que también el primer secretario del POUP, Mieczyslaw Rakowski, días atrás le había hablado en Varsovia sobre los deseos de su partido, ahora renovado, de establecer relaciones cada vez más estrechas con la Internacional Socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1989

Más información

  • Felipe González confirma que Gorbachov visitará España la próxima primavera