Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Terrorismo de Estado

El relato de su enviado especial a Panamá, Antonio Caño, en el que explica cómo Noriega lo expulsa del país es un repetido ejemplo del terrorismo de Estado que hemos sufrido los panameños bajo el régimen de Noriega. Terrorismo que se ha intensificado a raíz de las protestas internas desde hace 28 meses y no por su pelea con EE UU. Noriega ha violado todos los derechos humanos y ha llegado a atacar la inmunidad de docenas de periodistas.Nuestra esperanza con el señor Caño y otros observadores que han probado de cerca los abusos que vivimos los panameños es que divulgen la tragedia de este pueblo secuestrado por el narcomilitarismo.

Que rectifiquen ahora los trazos superficiales con que en el pasado nos han dibujado: desacreditando los intereses de una clase media que orgullosamente lucha por su patria, descubriendo los intereses de una clase trabajadora que insistentemente han relacionado con las filas de Noriega, e ignorando la realidad de un pueblo que han acusado de indiferente por ser pacífico. Ya es hora de que alguien le diga al mundo que el primer problema de Noriega es con los panameños. Cuando EE UU no necesita la ayuda de nadie para resolver sus líos, Panamá sí requiere de la ayuda de todos los pueblos democráticos para lograr su libertad.- Graciela Arias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1989