Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La obra póstuma de Antonio Tovar publicada en Alemania Occidental

'Tarraconensis' cierra la trilogía de la España romana

Iberische landeskunde III, Tarraconensis, última obra en la que trabajó Antonio Tovar antes de su muerte, en 1985, acaba de ser publicada en Alemania Occidental por la editorial Koerner, de Baden-Baden. El libro, un denso y exhaustivo volumen de 598 páginas, completa un ambicioso proyecto iniciado por Tovar en su juventud y en el que trabajó durante toda su vida: la trilogía que estudia las tres grandes divisiones administrativas de la España romana: la Bética, la Lusitania y la Tarraconense. La obra será presentada hoy martes en la Fundación Juan March de Madrid, en un acto en el que intervendrán Pedro Laín Entralgo, Juan Gil y Antonio Blanco.

La muerte de Tovar truncó la conclusión del volumen ahora publicado, del que se conservaba el manuscrito original, escrito en cinco cuadernos grandes llenos de anotaciones marginales y cientos de fichas. La reconstrucción de este material ha sido posible merced al trabajo tanto de la viuda y de la hija del humanista vallisoletano como al de un grupo de investigadores próximos a él, que han articulado y dado forma al trabajo desarrollado por Tovar, completándose fichas, citas de obras y su paginación en los casos en los que no estaba especificada. No obstante, no se han completado los temas que estaban inconclusos "y que estaba claro que Tovar iba a desarrollar a su modo en la copia definitiva", subraya su viuda, Consuelo Larrucea, quien señala que lo único que se ha añadido ha sido la introducción al capítulo concerniente a las islas Baleares, "cuya redacción y elaboración ha sido llevada a cabo por Cristóbal Veny".En el prólogo de la obra Consuelo Larrucea explica las circunstancias de su publicación: "Hemos dudado en decidirnos a editarlo. Tovar opinaba que era poco prudente dar a luz un trabajo póstumo que no estuviera completamente terminado por su autor. Como la persona más allegada y respetuosa de sus principios, yo me aferraba a la idea de no publicarlo. Algunos argumentos me hicieron cambiar de opinión. El más convincente fue la insistencia del profesor Juan Gil, que me instó a copiar el original, que, a su modo de ver, estaba muy adelantado. Parecía muy lastimoso no ofrecer a los especialistas la posibilidad de aprovechar la gran cantidad de información reunida y ordenada".

Encargo de hispanista

La trilogía fue iniciada por Tovar por encargo del hispanista alemán Adolf Schulten al concluir la guerra civil española, y debía completar la obra magna iniciada por Schulten bajo el título genérico Los pueblos y las ciudades de la España ántigua. Tanto la primera parte, escrita por el propio Schulten, como los dos volúmenes posteriores de la obra, ya escritos por Tovar, fueron publicados en alemán por la misma editorial alemana que ahora saca al mercado Tarraconensis. El primero de ellos, Bética, se publicó en 1974, y el segundo, Lusitania, en 1976.Este tercer volumen, editado, a diferencia de los dos anteriores, en castellano y en el que sobre el material elaborado por Tovar han trabajado los profesores Juan Gil, José María Blázquez, Luis Michelena, Cristóbal Veny, Jaime Siles y María Lourdes Albertos, es, según Juan Gil, "en el que más tiempo, ilusión y dedicación depositó Tovar". Para el profesor Gil, "Tarraconensis es la obra póstuma de Tovar y, como obra de conjunto, la más importante de cuantas se han escrito sobre el tema en la península Ibérica". En ella, Tovar realiza un pormenorizado análisis de los diversos pueblos y ciudades de la península Ibérica en tiempos del imperio, así como indaga en sus orígenes y desarrollo. Este carácter integral hace afirmar gráficamente al profesor Gil que "la obra es una especie de guía telefónica en la que se encuentran detalladas todas las ciudades y tribus de la época estudiada".

La trilogía de Tovar sigue la línea emprendida por Schulten en la primera parte del proyecto, si bien efectúa algunas interpretaciones que no hubiese hecho Schulten, "porque Tovar sabía cosas que Schulten ignoraba, como lingüística, materia que desconocía el hispanista alemán", subraya Juan Gil, para quien la continuación de la obra de Schulten por Tovar representó "el reconocimiento y la inclusión por vez primera de un humanista español en la tradición de los grandes investigadores alemanes, como Emil Hübner y el propio Schulten".

La publicación de Tarraconensis (que ha contado con una ayuda financiera de la Fundación Juan March) coincide con la celebración, en la ciudad germano occidental de Colonia, del V Coloquio sobre Lenguas y Culturas Paleohispánicas. Estos encuentros, que se iniciaron por iniciativa del propio Tovar, se desarrollan desde 1973, con una periodicidad cuatrienal, en diversas ciudades europeas. El anterior, celebrado en Vitoria en mayo de 1985, contó con la presencia de Tovar, que fallecería en el mes de diciembre de aquel mismo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de octubre de 1989